Silves

Silves es una encantadora ciudad del Algarve y antigua capital de la región, que aún conserva los restos de la dominación de las civilizaciones pasadas.

Silves es un municipio del Algarve, en el sur de Portugal. La característica ciudad es la antigua capital de la región; en los siglos anteriores estaba en el centro del desarrollo de la zona, y precisamente por esta razón cuenta con una cierta importancia histórica.

La zona de la actual Silves ha sido habitada desde la época del Paleolítico. El río Arade, que la atraviesa, al ser navegable, permitía las conexiones entre la zona de interior y el océano. La posición de Silves era excelente como puerto para el tráfico comercial.

Casi con seguridad Silves fue fundada bajo la dominación romana, cuando la región formaba parte de Lusitania. Posteriormente fue conquistada por los moros, que la fortificaron, y luego fue retomada por el Reino de Portugal durante las Cruzadas.

Qué ver en Silves

La Catedral de Silves fue construida en 1200, utilizando los cimientos de la antigua mezquita árabe, que de esta manera desapareció. Hoy en día, en la ciudad quedan los restos de las antiguas murallas y del antiguo castillo, restaurado en 1940.

El castillo de Silves se encuentra en una de las partes más altas de la ciudad, por lo que ofrece excelentes vistas de los campos de los alrededores. Recomendamos visitar la Iglesia de la Santa Misericordia, que cuenta con un refinado portal de estilo manuelino.

Los museos

En el museo municipal está expuesta una colección de hallazgos que se remontan al Paleolítico. Es particular el museo dedicado al corcho y a los tapones de corcho, que se encuentra en el centro cultural de la “Fabrica do Ingles”, sede de muchos otros eventos culturales.

Cómo llegar

El aeropuerto más cercano es el de Faro, que cuenta con líneas aéreas regulares, chárter y low cost, que conectan esta región de Portugal con las principales ciudades europeas. Los vuelos están garantizados durante todo el año, precisamente para promover el turismo también durante el invierno, según lo deseado por la región del Algarve, teniendo en cuenta el clima templado que beneficia a la zona prácticamente durante todo el año.

Incluso si se llega desde Oporto o desde Lisboa, es aconsejable llegar a Silves en avión. La distancia desde Lisboa es más corta, por lo que también se puede pensar en trasladarse en tren hasta Faro y desde allí seguir en autobús. La línea ferroviaria ofrece billetes a precios low cost si se reserva con cierta antelación.

Cómo moverse

Una vez llegados a Silves, la forma más fácil de explorarlo es con un coche de alquiler. El transporte público puede ser una alternativa, aunque la frecuencia de los autobuses no es muy elevada y varía según la temporada.

No hay ninguna estación ferroviaria en Silves.

Mapa

Alojamientos Silves

¿Buscas un alojamiento en Silves?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en Silves
Mostrarme precios