Funchal

Funchal es la pintoresca capital de Madeira, sin duda una de las ciudades más características de Portugal y el punto de acceso a la isla.

Funchal es la capital de la región autónoma de Madeira, ubicada en la costa sur entre las ciudades de Santa Cruz y Camara de Lobos.

El nombre proviene de la abundancia de la planta de hinojo (funcho) en la isla. Fue un importante puerto y base comercial entre el siglo XV y el siglo XVII.

La ciudad se encuentra en la costa sur y se desarrolla como un anfiteatro a lo largo de la bahía. El centro está atravesado por pequeñas calles empedradas llenas de cafés, tiendas, museos y espléndidos edificios.

Animada y llena de atracciones turísticas, Funchal, sin duda, merece la pena una visita durante vuestras vacaciones en Madeira.

Qué ver en Funchal

Además de ser una localidad de costa, Funchal ofrece monumentos y atracciones turísticas que no hay que perderse, pero que sin embargo, se concentran en un espacio bastante limitado.

Jardins Do Palheiro

El parque Quinta do Palheiro Ferreiro es un típico ejemplo de propiedad terrateniente, conquistada en el pasado por los colonizadores británicos. El área hoy en día se ha convertido en un parque público, que recuerda mucho a los parques ingleses.

La parte principal del parque está formada por una serie de jardines, que incluyen el Jardín Francés, el Jardín de las Señoras y el Jardín de las Rosas. En el lado opuesto a la entrada principal se encuentra la Casa del Té. El parque se encuentra a una altitud de 500 metros y está conectado al centro de la ciudad de Funchal mediante el autobús número 36.

Mercado Dos Lavradores

Este edificio histórico de dos pisos con un patio abierto ofrece productos alimentarios frescos provenientes de toda Madeira. Es el lugar perfecto para comprar productos de artesanía local y manjares gastronómicos. En la planta baja se encuentra el mercado de pescado, pero se merece una mención especial la fruta: plátanos, mangos, maracuyá y mucho más.

Una recomendación

Tened cuidado con los vendedores que tratarán de venderos fruta insistentemente: muchas veces son sobras u os la propondrán a un precio más alto que el del mercado!

Jardim Botanico

A unos cuatro kilómetros al noreste del centro de Funchal se encuentra el Jardín Botánico, que presenta una serie de plantas subtropicales, así como árboles y flores exóticas. El jardín se encuentra debajo de la residencia Quinta do Bom Sucesso, que hoy en día alberga el Museo de Historia Natural.

Desde el jardín también se disfruta de una hermosa vista de la Bahía de Funchal. Se llega cogiendo el panorámico funicular Teleférico do Funchal.

Convento de Santa Clara

Fundado en 1476, el Convento de Santa Clara fue ocupado hasta 1890 por una orden de monjas. Hoy en día, los visitantes pueden merodear por los pasillos del coro, el claustro, el oratorio y la capilla. El campanario del convento es conocido por su cúpula de estilo morisco.

Cerca del convento se encuentra la Iglesia de Santa Clara, que data del siglo XV, también de estilo morisco.

Qué hacer en Funchal

Teleférico do Funchal

El teleférico de Funchal es una de las principales atracciones de la ciudad. Sale de la zona Velha y termina en el Jardim Tropical Monte Place. Es posible subir a bordo para disfrutar de un viaje de 15 minutos, con una vista magnífica desde las alturas de Funchal, llegando hasta las colinas que la rodean: el contraste entre el azul del mar y el verde de las montañas es realmente escenográfico.

Pasear por el casco antiguo

La Zona Velha es el barrio más antiguo de Funchal, donde se encuentran los edificios históricos. Se ha realizado una innovadora regeneración urbana en la Rua Santa Marta y en las calles cercanas, donde algunos artistas han decorado las puertas con estilos originales y diferentes. El proyecto ha sido llamado Arte Portas Abertas, una verdadera galería al aire libre, por la que es posible merodear libremente.

Carros de cesto do Monte

Ernest Hemingway una vez describió la carrera en los Carros de cesto do Monte como una experiencia hilarante. La carrera consiste en ser empujado hacia abajo por una empinada colina, cómodamente sentados en un cesto de mimbre.

Originalmente, en el siglo XIX era una forma rudimentaria de transporte público; la tradición continúa hoy en día con los participantes que son empujados cuesta abajo por dos carreiros, es decir, hombres vestidos de blanco, con sombreros de paja, que usan sus botas de goma como frenos para maniobrar el descenso. El recorrido dura 4 km y llega hasta el centro de Funchal.

Las playas de Funchal

Como en toda Madeira, en Funchal también escasean las playas naturales. El origen volcánico de la isla ha favorecido la formación de una costa rocosa. Para superar la falta de playas, han nacido una serie de establecimientos balnearios que favorecen el acceso al mar a través de piscinas naturales o con agua de mar, que se asoman al océano.

En general, se puede decir que hay muchas localidades donde poder relajarse, dispersas en un radio de pocos kilómetros. La primera es Barreirinha, que se encuentra al este de Funchal, cerca de la Zona Velha. Ofrece acceso directo al mar, aguas tranquilas y una piscina artificial de agua salada.

Cerca del Forte Sao Tiago se encuentra la playa del mismo nombre; ésta también está situada cerca del casco antiguo y es una excelente opción si se busca un ambiente relajante y menos turístico. Es una playa gratuita, que recuerda un poco a Praia do Gorulho, ubicada un poco más hacia Lido.

Finalmente, hay otros dos típicos complejos balnearios en Funchal que son Doca do Cavacas y Ponta Gorda. También se trata de piscinas naturales, directamente en el océano. En el caso de Doca do Cavacas, las piscinas han sido extraídas a partir de lagos formados por las rocas volcánicas.

Piscinas de Lido

El complejo de las piscinas de Lido se encuentra justo en el centro de la zona de Lido. Es la zona más frecuentada con vistas al mar. El establecimiento consta de dos piscinas con agua de mar, limpiadas y filtradas todos los días. Una está dedicada a los adultos mientras que la otra es para los niños.

La estructura incluye restaurantes y zonas de juego y cada día se organizan numerosas actividades lúdicas. Está conectada a través de una larga caminata con la playa de Formosa, que es la playa libre más grande de toda la isla de Madeira. Se encuentra al oeste de Funchal, y está compuesta por cuatro playas más pequeñas, tanto de arena como de piedras, y sus aguas han sido certificadas con la bandera azul. La playa está equipada, hay restaurantes, bares, duchas y vestuarios, y es posible realizar muchos deportes acuáticos.

Información sobre Funchal

Cómo llegar

En Funchal hay un aeropuerto que es el único de la isla y ofrece rutas internacionales. Para llegar a la ciudad en coche, hay que seguir la carretera estatal ER101, tomando la salida 11. Si no tuvierais un coche de alquiler, se puede coger el servicio de enlace Aerobus, que efectúa varias paradas en el centro de Funchal.

Qué comer

Funchal ofrece una serie de buenos restaurantes de diferentes rangos de precios. La mayoría de los lugares sirve comida tradicional de Madeira o portuguesa. Uno de los platos típicos de la zona, servido en casi todas partes, es la espada com banana, es decir, el pez espada acompañado de plátanos. Por lo general, se sirve con ensalada y patatas.

El bacalhau (bacalao) es un poco más caro, se puede cocinar de varias maneras; una de las más típicas es el bacalhau com natas, es decir, con nata.

Dónde dormir

Funchal ofrece numerosos hoteles, que van desde alojamientos económicos hasta hoteles de lujo. El consejo sobre la zona donde alojarse es el de encontrar un lugar a medio camino entre la zona de Lido y el casco antiguo: de esta manera se puede llegar a pie a la playa durante el día y al centro por la tarde, donde está concentrado el mayor número de restaurantes.

Una ventaja si os alojáis en el paseo marítimo, es que los servicios públicos son más frecuentes y mayores, así que si tenéis intención de moveros por los alrededores con los autobuses, es mejor alojarse en esta zona.

Cómo moverse

El centro de Funchal es pequeño, así que se recorre muy bien a pie. Hay un servicio de autobús, que también ofrece billetes válidos para todo el día. Los recorridos cubiertos son principalmente a lo largo de la costa, y conectan todos los centros turísticos más frecuentados.

Si tenéis intención de moveros con frecuencia desde la zona de Lido al centro o al casco antiguo y viceversa, podría ser conveniente coger un coche de alquiler. Como alternativa, también hay un servicio de taxi, que es caro en comparación con los precios del lugar.

Mapa

Alojamientos Funchal

¿Buscas un alojamiento en Funchal?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en Funchal
Mostrarme precios