Lisboa

Shopping en Lisboa: qué comprar y dónde

Guía de compras en Lisboa: recuerdos, productos típicos, mejores zonas de compras y tiendas recomendadas, desde el mercadillo hasta la boutique.
Busca Hoteles, Apartamentos y Casas

Con tantas cosas que hacer y ver en Lisboa, ten cuidado de no quedarte sin tiempo para ir de compras: sería una verdadera lástima, porque en la capital portuguesa puedes comprar productos de lujo que no puedes encontrar en ningún otro sitio o marcas internacionales a precios más asequibles que en Italia.

Tanto si sois víctimas de la moda a la caza de tendencias como si sois almas románticas en busca de un bonito recuerdo que conservar, las tiendas, centros comerciales y mercados de Lisboa os entusiasmarán. Hay opciones para todos los gustos y presupuestos, desde la histórica tienda familiar hasta las exclusivas boutiques de los diseñadores más famosos.

Nuestra miniguía de compras en Lisboa no te hará perder el tiempo: ve directamente a los mejores lugares para comprar recuerdos, productos típicos, objetos de artesanía y diseño, ropa, CDs y discos. Nuevo o usado, aquí está todo lo que puedes comprar en Lisboa y dónde comprarlo.

Qué comprar en Lisboa

Ir de compras en Lisboa tiene algo para todos, porque en la capital portuguesa puedes comprar tanto productos tradicionales como creaciones modernas de jóvenes diseñadores. Aquí tienes algunas ideas para tus compras.

Comida y bebida

El postre típico de Lisboa es el pastel da nata, un delicioso pastel relleno de crema de huevo y espolvoreado con canela. Los mejores son los que se compran en las pastelerías históricas, los más baratos son los del supermercado y los más prácticos para los que viajan en avión son los que se compran en las tiendas del aeropuerto.

Hay que consumirlas pronto para que conserven su frescura y bondad, pero esto nunca ha sido un problema para ningún turista: un manjar así no puede guardarse en una alacena durante mucho tiempo.

Si prefieres lo salado a lo dulce, puedes llevarte a casa otro alimento típico para comprar en Lisboa: los portugueses son tan aficionados a las conservas de pescado que ahora se venden a los turistas como un manjar local.

De hecho, sabe mucho mejor que las marcas internacionales que encontramos en los supermercados italianos… quizá sea la tradición o el mayor cuidado en su preparación, pero llevarse una lata de pescado a casa desde Lisboa es una obligación. No sólo el atún y las sardinas: la tradición de las conservas de pescado portuguesas incluye también el bacalao, la anguila, la caballa, la sepia y otros tipos de pescado y mousse de pescado.

La mejor tienda para comprar conservas de pescado en Lisboa es Conserveira de Lisboa, un histórico negocio familiar situado a 5 minutos a pie de la Plaza del Comercio. Sus marcas Minor, Tricana y Prata do Mar se han convertido en un éxito de culto y todavía se venden en coloridas latas con gráficos de estilo vintage de los años 30.

De la comida a la bebida: si te gusta el vino, aprovecha tus vacaciones en Lisboa para llevarte a casa una o varias botellas, eligiendo entre un oporto añejo con cuerpo o un fresco vinho verde. Los licores típicos son la Ginjinha, un licor de cereza negra muy popular en todo Portugal, y el Eduardo, un licor de anís y hierbas que se bebe principalmente en la zona de Lisboa.

Alimentos y bebidas en el equipaje de mano

Ten en cuenta que si viajas sólo con equipaje de mano, debes cumplir las restricciones de seguridad internacionales sobre líquidos. Si no te llevas la maleta, tendrás que conformarte con comprar mini frascos de 100 ml.

Algunos alimentos tampoco están permitidos, por ejemplo, ciertos quesos blandos. Infórmate antes de llegar al aeropuerto.

Azulejos y cerámica

El mejor regalo que puedes hacerte en Lisboa es llevarte a casa un trozo de la tradición portuguesa, es decir, hermosos azulejos o cerámicas decoradas.

Los magníficos azulejos blancos decorados con elaborados diseños o refinados motivos geométricos, estrictamente en azul, se han convertido en un símbolo de Portugal. Puede que la cerámica portuguesa sea menos conocida internacionalmente, pero tiene una tradición tan larga como los azulejos.

Sin duda son un regalo difícil de llevar a casa, ya sea por su peso, su fragilidad o su coste, pero es algo especial que merece la pena.

Dónde comprar azulejos originales

El creciente interés de los turistas por los bellos azulejos portugueses ha provocado el robo generalizado de azulejos de casas y monumentos y su reventa en los mercados. Para no alimentar esta práctica deshonesta, es importante comprar azulejos y cerámica en tiendas y talleres de artesanos serios que puedan ofrecer garantías sobre el origen de los productos en venta.

Algunas tiendas en las que puedes confiar tus compras son Fabrica Sant’Ana, Ceramica Viuva Lamego y Bordallo Pinehiro. Si prefieres algo más moderno que el diseño clásico, te recomendamos el taller del artista Add Fuel y la marca Surrealejos.

También puedes comprar azulejos en la tienda de recuerdos del Museo Nacional del Azulejo.

Artesanía y diseño

Otra tradición típicamente portuguesa es la fabricación de corcho, una actividad que sigue representando una parte importante de la economía nacional.

En Lisboa puedes encontrar todo tipo de artesanías hechas de corcho, como sandalias y zapatos, bolsos, carteras, paraguas, agendas, tarros: creaciones originales que combinan el gusto moderno y el encanto retro. Puedes darte un capricho en las tiendas especializadas que sólo venden objetos de corcho

El diseño portugués se ha desarrollado fuertemente en los últimos años, por lo que ahora puedes comprar en Lisboa originalesmuebles para el hogar, joyas de moda y hermosas prendas de algodón orgánico. Afortunadamente, también sobreviven oficios tradicionales como el bordado y el encaje.

Música

Después de asistir a un concierto de fado en una taberna tradicional, pocos turistas pueden resistirse a la tentación de llevarse un CD o un vinilo a casa para escuchar esta inquietante música de camino a casa.

Una tienda histórica donde puedes comprar discos y CDs de fado en Lisboa es la Discoteca Amalia, pero también echa un vistazo a la extraña Lisboa Cidade do Fado, una tienda alojada dentro de un camión de época que suele estar aparcado en la Rua do Carmo.

Lisboa es también un destino apasionante para los amantes de otros géneros musicales, con una increíble cantidad de tiendas de vinilos nuevos y usados, desde el techno hasta la música clásica y todo lo demás.

Recuerdos típicos de Lisboa

¿Cansado de los habituales imanes, camisetas, pósters, muñecos? ¿Quieres comprar un recuerdo que no puedas conseguir en ninguna otra ciudad? Los dos recuerdos típicos de Lisboa más vendidos son la maqueta del tranvía 28 y la figurita del Gallo de Barcelos.

Un tranvía de Lisboa en miniatura hará las delicias de los niños, que podrán añadirlo a su colección de coches, y de los adultos con alma romántica y nostálgica. Puedes elegir entre varios tamaños y colores, pero recuerda que el histórico es el amarillo.

Si te ha encantado explorar Lisboa subiendo y bajando por calles estrechas en este histórico medio de transporte, regálate uno, para ponerlo en una estantería de tu casa y recordar los mejores momentos de tus vacaciones.

El Gallo de Barcelos es un recuerdo kitsch y tradicional: una figura de madera, ahora también disponible en una versión de plástico más barata, de un colorido gallo de la suerte decorado con corazones y flores.

Según la leyenda, un gallo salvó la vida de un comerciante acusado injustamente de asesinato y, desde entonces, en todos los hogares portugueses hay una estatua de un gallo como signo de buena suerte.

El típico gallo de Barcelos es negro con una cresta roja brillante, pintada a mano, pero en las tiendas y puestos de recuerdos de Lisboa los encontrarás de todos los colores, tamaños y precios.

Otro bonito artículo que encontrarás en los puestos de recuerdos de Lisboa son las reproducciones del pañuelo de los enamorados (lenço dos namorados). Se trata de una tradición del norte de Portugal, en la que antiguamente las chicas bordaban un pañuelo con adornos románticos como corazones, pájaros y flores y se lo regalaban al hombre que amaban.

Dónde comprar: las calles comerciales de Lisboa

La zona comercial de Lisboa es el barrio de la Baixa, que se extiende desde la plaza de Rossio hasta la plaza del Comercio. Esta cuadrícula contiene elegantes calles peatonales llenas no sólo de bares, pastelerías y restaurantes, sino también de tiendas.

El Barrio Alto, especialmente la Rua do Norte y la Rua da Rosa, es la mejor zona para comprar ropa vintage, objetos de diseño y creaciones de jóvenes diseñadores portugueses, mientras que la Avenida da Libertade es la calle comercial de lujo donde se concentran las boutiques de diseñadores internacionales.

Si prefieres comprar en centros comerciales en lugar de tiendas, toma nota de estos nombres: Colombo, Vasco de Gama, Galerias Monumental, Atrium Saldanha, Complexo dos Amoreiras. Se puede llegar fácilmente en transporte público.

Es imprescindible visitar el Corte Inglés, una cadena de grandes almacenes española que también es muy popular en Portugal.

Feira da Ladra

¿Eres un amante de los artículos de segunda mano y vintage, un entusiasta del mercado o simplemente un curioso? No te pierdas la Feira da Ladra, el mercadillo más famoso de Lisboa y una de las atracciones al aire libre más divertidas de la capital portuguesa.

Todos los martes y domingos, desde primera hora de la mañana hasta primera de la tarde, este animado mercadillo anima la plaza ovalada de Campo Santa Chiara, detrás del magnífico Monasterio de São Vicente de Fora.

Es una tradición histórica que se remonta al siglo XII, y hoy en día puedes encontrar de todo a la venta: vinilos y CD, libros, ropa, monedas, muebles, uniformes militares, carteles y postales de época, artículos artesanales y mucho más. Algunos vendedores tienen sus productos expuestos en un puesto, mientras que otros simplemente extienden una manta en el suelo y colocan sus productos encima.

El nombre de Feira da Ladra puede asustar, pero no te preocupes, conseguirás una buena ganga. Los vendedores están todos autorizados y hay tesoros inesperados escondidos entre las muchas baratijas. Si te preguntas por el nombre, debes saber que “Ladra” en portugués no sólo es el similar al sustantivo español, sino que también es un término para designar una pulga o un insecto escondido entre las cosas viejas.

Dicho esto, tenemos que advertirte de que los ladrones, por desgracia, existen, pero no son ni comerciantes ni insectos, sino carteristas: vigila tu bolso y tu cartera porque los robos no son infrecuentes.

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Lisbon Card: tarjeta de 24, 48 o 72 horas
Lisbon Card: tarjeta de 24, 48 o 72 horas
Ahorra tiempo y dinero con una flexible Lisbon Card. Disfruta del acceso gratuito a muchas atracciones y descuentos a varios monumentos. Disponible para 24, 48 o 72 horas, la tarjeta ofrece acceso ilimitado gratuito al sistema de transporte público.
Comprar desde 21,00 €