Qué hacer en Lisboa

Cuántas oportunidades de diversión, relax, conocimiento y buena cocina ofrece la capital portuguesa! Aquí están nuestros consejos sobre qué hacer en Lisboa.

Quien la haya visitado estará de acuerdo: Lisboa es encantadora. Pero la capital portuguesa no es solamente una atmósfera romántica del pasado: es una ciudad moderna, con un fermento cultural muy activo, donde hay una cantidad increíble de cosas que hacer.

Disfrutad al máximo de vuestras vacaciones en Lisboa participando en una de las muchas actividades disponibles: por ejemplo, podríais profundizar en la compleja historia de la ciudad, marcada por eventos dramáticos y otros gloriosos, con un tour a pie por el centro o ir en busca de la Lisboa alternativa con un tour privado temático.

Después de haber visitado la ciudad a vuestra manera – a pie, en autobús, en barco, en segway, en coche eléctrico… – relajaos con un espectáculo nocturno, precedido por una cena romántica en un restaurante tradicional.

¿Y por qué no añadir a la visita de los barrios históricos una excursión de un día por los alrededores de Lisboa, una visita a las bodegas del vino, o un taller fotográfico?

Entre la multitud de propuestas de visitas y actividades en Lisboa, hemos hecho una selección de las que os pueden resultar más interesantes.

Visitas guiadas

Lisboa es una de las capitales más bellas de Europa y merece una visita minuciosa. Dejad que un experto guía local os cuente su compleja historia, sus tradiciones fascinantes, las curiosidades y los secretos participando en una visita guiada de la ciudad.

Podéis elegir entre muchísimas visitas, con diferente duración, itinerario, tema, tanto en grupo como en privado. Las visitas de grupo tienen la ventaja de ser más baratas, pero tendréis que seguir una ruta bastante rígida y horarios preestablecidos. Las visitas privadas son más caras pero tienen la ventaja de ser personalizables.

Visitas a pie

La visita clásica de la ciudad es un itinerario a pie de dos a cuatro horas durante el que se visitan los barrios históricos y las principales atracciones turísticas de la ciudad. Hay disponibles visitas en grupo o privadas.

En Lisboa podréis elegir entre recorridos que concentran lo mejor de la ciudad u otros que se limitan sólo a un barrio, para conocerlo más en profundidad; algunas visitas están dedicadas a un período histórico concreto o a un estilo artístico y tampoco faltan los tours temáticos más originales, como el street art tour, movie tour, shopping tour, design tour…hay para todos los gustos!

Autobús turístico

En Lisboa también podéis encontrar los inevitables autobuses turísticos hop on hop off, con itinerarios que tocan todas las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Es posible subir y bajar del autobús un número ilimitado de veces durante el período de validez del billete, lo que permite una máxima flexibilidad en la planificación de las visitas a museos y monumentos; los autobuses son bastante frecuentes, uno cada 15-30 minutos dependiendo de la compañía, y con el precio del billete se incluye una audioguía con información en varios idiomas sobre la ciudad y las atracciones que visitaréis.

Son una solución ideal para los que les gusta la comodidad, para familias con niños, para personas con problemas de movilidad o para aquellos que quieren disfrutar de la belleza de Lisboa desde lo alto de un autobús.

Tours gastronómicos

La cocina portuguesa, tal vez menos prestigiosa a nivel mundial que otras cocinas nacionales, es en realidad extremadamente interesante, variada y sabrosa. Para chuparse los dedos!

Descubrid el patrimonio gastronómico de Lisboa con la ayuda de un guía experto: participad en uno de los numerosos tours gastronómicos de la ciudad con los que podréis degustar las especialidades típicas en los mejores locales tradicionales; si preferís picar algo, elegid un tapas tour con aperitivos en cada parada.

Los amantes del vino no pueden perderse una visita a las bodegas del norte de Lisboa: los wine tour suelen durar un día e incluyen la visita a los lugares históricos de la región y a los viñedos, una explicación de las técnicas de producción de los principales vinos portugueses y una degustación final.

Los más jóvenes pueden optar por un pub crawl, un itinerario para descubrir los mejores bares de Lisboa con bebidas incluidas en el precio del billete: en compañía de un guía divertido y entusiasta podréis disfrutar de la animada vida nocturna de la capital portuguesa.

Espectáculos de fado

Da igual que os quedéis en Lisboa dos días o una semana, no podéis dejar de asistir a un espectáculo de fado, la apasionada música tradicional portuguesa: la ciudad es de hecho la cuna de este género que en origen nació como expresión de las clases sociales más bajas y hoy en día ha alcanzado una altísima calidad artística y se ha hecho famoso en todo el mundo.

Para pasar una velada inolvidable, combinad un concierto de fado con una cena típica, en una taberna tradicional del barrio de Alfama.

Cruceros por el río

Para ver Lisboa desde una perspectiva original participad en un crucero por el Tajo, el río más largo de la Península Ibérica, que precisamente en la capital, desemboca en el océano.

Sólo en un crucero podréis admirar el histórico Puente 25 de Abril y el Puente Vasco de Gama desde un punto de vista excepcional, es decir… desde abajo! Además pasaréis al lado de algunas de las atracciones más famosas de la ciudad como el Monumento a los Descubrimientos, la Torre de Belém y la estatua del Cristo Rey y os daréis cuenta de su impresionante tamaño.

Los precios de los cruceros por el río Tajo varían según la duración (de una a tres horas) y de los servicios incluidos, como cena, aperitivo o música en directo.

Otras actividades

No dejéis de lado vuestros intereses mientras estáis de vacaciones! Lisboa es una ciudad que ofrece la oportunidad de cultivar cualquier hobby o de probar algo nuevo.

En particular, es un destino ideal para los amantes de la fotografía que entre vistas panorámicas, monumentos históricos, street art y azulejos, podrán deleitarse buscando el mejor tema que fotografiar. Si queréis llevar vuestro conocimiento de fotografía a un nivel superior o si queréis visitar la ciudad con una mirada más atenta participad en los tours fotográficos: en compañía de un fotógrafo experto, exploraréis la ciudad con la cámara siempre preparada para sacar una foto.

Si preferís algo con más de adrenalina podéis dar clases de surf en una de las impresionantes playas a poca distancia del centro o probar la emoción de montar a caballo en las playas de la península de Setúbal.

Los turistas gourmet no pueden dejar pasar la oportunidad de participar en una clase de cocina portuguesa, para rescatar el sabor de Lisboa y llevárselo consigo a casa.

Excursiones desde Lisboa

Lisboa se encuentra en una posición estratégica del centro de Portugal: lo que significa que en poco tiempo se puede llegar a muchas otras localidades famosas. Con una excursión de un día podéis visitar los pueblos más bonitos del interior, románticos castillos y ruinas y hermosas playas y promontorios.

La excursión de un día desde Lisboa más solicitada es sin duda la de Sintra-Cabo da Roca-Cascais, gracias a la cual podéis concentrar en un mismo día la visita a la ciudad de los cuentos de hadas en la Serra da Sintra, con sus palacios elegantes y excéntricos, el punto más occidental del continente europeo y una ciudad costera con un atractivo decadente.

Para los que les gusta la Edad Media o para aquellos que quieren ver un Portugal menos turístico se han pensado los tours de Portugal Central que os llevan a ver castillos y pueblos del interior: estos recorridos incluyen normalmente Óbidos y Évora, la ciudad medieval mejor conservada de Portugal, a los que pueden añadirse otras localidades como Fátima, el famoso lugar de la aparición de la Virgen o Nazaré, donde las olas del mar llegan a alcanzar los 30 metros!