Playas de Lisboa

Debido a su cercanía del mar y el excelente transporte público, Lisboa permite combinar unas vacaciones culturales con relajantes horas de playa.

¿Habéis pensado alguna vez en combinar las atracciones culturales de Lisboa con unas vacaciones junto al mar? Debido a su ubicación cercana al estuario del río Tajo, Lisboa está cerquísima de la costa atlántica, a lo largo de la cual se pueden encontrar playas maravillosas.

Disfrutad de un poco de relajación durante vuestras vacaciones y haced una parada regeneradora en una de las playas cercanas a Lisboa. Las playas que os recomendamos a continuación, divididas por zonas, son fácilmente accesibles en transporte público; la duración del viaje varía entre 15 y 40 minutos. La playa más alejada en dirección oeste es Cascáis, mientras que la Costa da Caparica está al sur.

Subid al tren o al autobús y dirigíos hacia las playas más hermosas de Lisboa: os esperan extensiones de arena finísima, olas estruendosas, dunas, bahías pintorescas y altos acantilados.

Playas de Cascáis

Cascáis es la localidad balneario más famosa de los alrededores de Lisboa: una vez localidad de veraneo de nobles y celebridades, hoy en día es un destino popular para excursiones de un día desde la capital.

Las playas de la ciudad son tres pequeñas calas de arena situadas entre las características casitas de Cascáis: Praia da Rainha (elegida por la Reina Doña Amelia como su playa privada, a la que se debe su nombre), Praia da Conceição y Praia da Duquesa. Más grande y generalmente menos concurrida es la Praia da Ribeira, con vistas a la plaza del ayuntamiento, que combina una zona libre con una de pago.

La playa más bonita de los alrededores de Cascáis, adecuada para surfistas expertos y amantes de la naturaleza, es la Praia do Quincho, que se asoma al océano y tiene de fondo la Serra de Sintra. A esta también se puede llegar en transporte público, pero es un viaje un poco largo: primero tenéis que llegar a Cascáis y luego desde allí, coger un autobús o alquilar una bicicleta.

Playas de Estoril

Estoril

Un poco antes de llegar a Cascáis, os tropezaréis con Estoril, famosa ciudad costera por el casino que inspiró la historia de Casino Royal de Ian Fleming, la primera de la saga literaria de James Bond.

Tamariz, la playa urbana de Estoril, es una media luna de arena dorada pegada al Jardín de Estoril; equipada con buenos servicios y bañada por aguas tranquilas, también es perfecta para los que viajan con niños pequeños. Desde la playa de Tamariz comienza un sugerente paseo marítimo con el que se puede llegar hasta Cascáis.

Las playas entre Estoril y Lisboa

La costa entre Lisboa y Estoril está llena de playas que en verano son asaltadas por los lisboetas que escapan del calor de la ciudad. Las más famosas son Praia da Conceição, Praia de São Pedro y Praia de Carcavelos, esta última dominada por el majestuoso Fuerte de São Julião da Barra.

Son quizás menos fascinantes que las playas que se encuentran más al oeste, pero son una solución excelente para los que tengan poco tiempo porque se puede llegar en menos de veinte minutos en tren.

Costa da Caparica

La playa de Costa da Caparica

En lugar de dirigirse hacia el oeste en dirección de Cascáis-Estoril, cruzad el puente del 25 de abril, y en unos 40 minutos de autobús, llegaréis a la espléndida y poco turística Costa da Caparica, una lengua de arena blanca y finísima que se extiende a lo largo de kilómetros.

Cogiendo el tren que recorre en paralelo la costa, tendréis 21 playas para elegir, cada una en correspondencia con una parada del tren.

Las más hermosas son Morena y Sereia, mientras que las más populares son Praia da Cabana y Praia do Rei; si queréis tranquilidad absoluta, elegid la Praia de Bela Vista y Praia da Malvina, dos playas de aspecto salvaje también frecuentadas por nudistas.