Metro de Lisboa

El metro de Lisboa es un medio rápido y eficiente para desplazarse por la ciudad, pero también es una colorida galería de arte con entrada gratuita.

A los turistas que vienen a Lisboa les encanta desplazarse con el histórico tranvía 28, pero aunque este es sin duda el medio más fascinante, no se puede decir que sea el más rápido. Un excelente medio de transporte es el metro, que os permite moveros rápidamente de una parte a otra de la ciudad. Si preferís visitar el centro de Lisboa a pie, el metro os será útil para llegar cómodamente al aeropuerto.

Económico y eficiente, con alrededor de 500.000 viajeros diarios y casi 200 millones de pasajeros al año, el metro de Lisboa también es precioso: sus estaciones están adornadas con azulejos y obras de arte que no hay que dejar de visitar.

Líneas y estaciones

Hay cuatro líneas de metro en Lisboa, cada una con un nombre evocador: gaviota, girasol, carabela, Oriente. Sin embargo, es mucho más práctico indicar las líneas de metro con el color que las distingue:

  • línea azul (linha da Gaivota): efectúa el recorrido Reboleira-Santa Apolónia
  • línea amarilla (linha do Girassol): efectúa el recorrido Odivelas-Rato
  • línea verde (Linha da Caravela): efectúa el recorrido Cais do Sodré-Telheiras
  • línea roja (Linha do Oriente): efectúa el recorrido Sao Sebastião-Aeroporto

Las estaciones de metro en Lisboa son un total de 56. Están señalizadas con una M blanca sobre un fondo rojo.

De éstas, 36 proporcionan acceso total a personas con movilidad reducida gracias a ascensores, escaleras mecánicas y puertas de control de billetes con dimensiones más amplias, mientras que también se han introducido recientemente máquinas expendedoras automáticas de billetes para personas con visibilidad reducida.


Billetes y abonos

La Lisboa Card permite viajar de forma gratuita en todos los transportes públicos de Lisboa, incluido el metro, durante toda la duración de vuestra tarjeta. Es una solución muy práctica porque una vez que se compra no hay que volver a recargarla, ni preguntarse qué billete hace falta. Además, os proporciona el acceso gratuito o con un gran descuento a muchísimas atracciones.

Aquellos que no tengan la Lisboa Card, para viajar en el metro deben comprar los billetes, que son de dos tipos:

  • Billete sencillo Carris/Metro: válido para un viaje dentro de toda la red Carris / Metro, con una duración no superior a una hora desde la validación
  • Billete diario Carris/Metro (24h): válido para un número ilimitado de viajes dentro de toda la red Carris / Metro durante las 24 horas siguientes a la primera validación

Tanto el billete sencillo como el billete diario deben cargarse en una tarjeta electrónica que hay que adquirir de antemano. Además de estos dos billetes existe la fórmula Zapping: una solución pensada para viajeros no regulares pero que usan a menudo uno o más medios públicos, “Zapping” consiste en cargar una cantidad fija (de un mínimo de 3 a un máximo de 40 euros) en la tarjeta electrónica de la que se escalará el importe correspondiente a los viajes que se vayan realizando, hasta que se haya agotado el crédito. La ventaja de esta fórmula es que un viaje individual con Zapping es más barato que comprar un billete sencillo.

Las tarjetas electrónicas en las que podéis cargar vuestros billetes son:

  • VivaViagem (sustituye a la antigua tarjeta 7 Colinas): la solución más cómoda para los turistas. Se trata de una tarjeta de cartón en la que se puede cargar un billete único, un billete diario o crédito Zapping.
  • Lisboa Viva Card: una tarjeta smart, similar a las utilizadas en todas las grandes ciudades. No es muy práctica para los turistas porque, a diferencia de lo que sucede en otras capitales europeas, no se entrega inmediatamente: se solicita en una de las estaciones de metro y hay que esperar hasta 10 días antes de que pueda ser retirada.

Horarios

El metro de Lisboa funciona desde las 6:30 hasta la 1 de la mañana. Hay algunas excepciones en estaciones que cierran a las 21:30 y durante los fines de semana.


Mapa del metro

El mapa del metro de Lisboa está colgado en todas las estaciones y por lo tanto se puede consultar fácilmente. Sin embargo, puede ser útil llevar una copia a vuestra llegada al aeropuerto, para tener una idea clara de cómo llegar a vuestro hotel y organizar vuestros sucesivos desplazamientos.

A través del siguiente enlace podéis descargar un mapa completo del metro de Lisboa en formato PDF, listo para imprimirlo y llevarlo siempre con vosotros.

attach_fileMapa del metro de Lisboa

Curiosidades sobre el metro de Lisboa

La historia del metro

La construcción del metro de Lisboa comenzó el 7 de agosto de 1955; cuatro años más tarde fueron inauguradas las dos primeras líneas que en ese momento, sólo tenían 6,5 km de largo. Sucesivamente, se llevaron a cabo obras de ampliación en 1972, 1995, 1998 y 2004.

En 2012, se inauguró un nuevo tramo de la línea roja, gracias al cual el centro de la ciudad está directamente conectado con el aeropuerto.

Actualmente el metro de Lisboa está gestionado por la sociedad Metropolitano de Lisboa, E.P.E.

Arte en el metro

Lisboa es una de las pocas ciudades en la que los turistas recuerdan plácidamente las estaciones de metro, a pesar de los vertiginosos desniveles para entrar y salir (obviamente con escaleras mecánicas). La razón es simple: tienen paredes decoradas con azulejos de colores y son preciosas.

La idea de embellecer las estaciones con obras de azulejos tradicionales fue de la artista Maria Keil, a la que, en el espacio de 25 años, se le encargó la decoración de 19 estaciones del metro de Lisboa. Fue ella la que trajo de vuelta el arte del azulejo, que había atravesado un largo período de declive entre el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. Su obra maestra es la estación de Intendente (línea verde).

Los encargos a artistas para hacer más agradables las estaciones de metro se sucedieron desde la construcción de las primeras líneas hasta la inauguración de las últimas estaciones. De importancia internacional fue la decoración de la estación de Oriente en la línea roja, confiada a un equipo de artistas provenientes de los cinco continentes: para todos, el tema de la obra era “el Océano”.

Una obra de arte inaugurada más recientemente es la del diseñador António Antunes para la parada de metro del aeropuerto de Lisboa: 53 personajes ilustres portugueses, entre ellos el poeta Fernando Pessoa y la famosa fadista Amália Rodrigues, dan la bienvenida a Lisboa a los visitantes que llegan y el hasta pronto a los que parten.

Como ahorrar en transportes
Pensadas justo en quien quiere visitar Portugal, la Lisboa Card permite ahorrar sobre los medios de transporte y sobre las entradas de las principales atracciones turísticas.