Chiado

Chiado es uno de los barrios históricos de Lisboa. Una vez lugar de encuentro de escritores, hoy en día es una elegante zona donde se puede ir de compras y tomar un café.

Delimitado entre el Bairro Alto y la Baixa, el barrio de Chiado (pronunciado ʃiadu en portugués) es una de las zonas históricas de Lisboa. Desde la plaza homónima Largo do Chiado se ramifican numerosas avenidas, algunas de estas peatonales, llenas de tiendas, hoteles y cafeterías, pero la principal arteria comercial del barrio es la Rua Garrett, una vez rua Chiado.

Qué ver en Chiado

El barrio de Chiado no es muy extenso y se puede recorrer a pie. Iglesias, museos, teatros y puntos panorámicos son las atracciones de este barrio con espíritu histórico. Cuando terminéis las visitas, podéis ir de compras a una de las numerosas tiendas y centros comerciales.

Comenzad vuestro paseo por Chiado desde las ruinas del Convento do Carmo, que una vez fue la iglesia gótica más grande de la capital lisboeta y hoy en día es sede de representaciones teatrales al aire libre. La Iglesia de São Roque es en cambio, la obra maestra barroca de Lisboa: observando la austeridad de la fachada os sorprenderá el impresionante interior lleno de mármoles, oro, pinturas y azulejos.

En el adyacente Museo de São Roque podéis admirar una colección de objetos litúrgicos. También podéis encontrar otros tesoros eclesiásticos en el Museu Arqueológico do Carmo, pero la mayoría de los turistas vienen aquí para ver algo más curioso: tres momias, de las cuales una es egipcia y dos peruanas. El Museu do Chiado exhibe una colección de obras portuguesas e internacionales de los siglos XIX y XX; además de albergar exposiciones temporales de arte contemporáneo.

Uno de los edificios restaurados después del incendio de 1988 es el Teatro Naciónal de São Carlos, la ópera de Lisboa: inaugurada a finales del siglo XVIII, tiene un interior de estilo rococó ricamente decorado.

Desde Chiado se puede llegar fácilmente a la Baixa y al Bairro Alto. En el primer caso tenéis que coger el Elevador de Santa Justa: mientras os trasladáis, admirad esta obra maestra de ingeniería y arte que de ninguna manera os podéis perder (a menos que tengáis vértigo!). En cambio, la manera menos fatigosa de llegar al Bairro Alto es coger el Elevador da Glória en Praça dos Restauradores: una vez que bajéis, acercaos al Miradouro de São Pedro de Alcántara y disfrutad de una de las vistas más hermosas de las siete colinas de Lisboa.

La historia del barrio

Hoy en día, los lisboetas vienen aquí para ir de compras y tomar café, mientras que los turistas pueden encontrar una amplia variedad de estructuras hoteleras. Una vez, en cambio, el barrio era un lugar de encuentro de escritores e intelectuales que, sobre todo entre finales del siglo XIX y principios del XX, se reunían aquí para discutir de literatura, arte y política. Entre ellos António Ribeiro llamado el Chiado, cuyo apodo probablemente dio el nombre al barrio, y el poeta Fernando Pessoa que fue precisamente aquí donde nació.

El pasado literario y artístico del barrio sigue siendo evidente paseando por las avenidas y callejones de la zona. Los clientes del histórico café La Brasileira son recibidos por una escultura de bronce de Fernando Pessoa que está sentado en una de las típicas mesas hexagonales en el exterior del local. Otra estatua que rinde homenaje al pasado literario del barrio es la dedicada al poeta épico Luís de Camões.

Numerosos teatros se encuentran en Chiado, incluyendo teatros históricos, como el Teatro Municipal São Luiz, el Teatro da Trindade y el Teatro Naciónal de São Carlos.

Ya en 1755 Lisboa fue golpeada por un incendio desastroso, pero en 1988 un segundo incendio que estalló dentro de una tienda de Chiado causó daños ingentes, destruyendo 18 edificios y causando la muerte de dos personas. Fue imposible para los vehículos de rescate acceder hasta las estrechas calles donde se había desarrollado el incendio. El episodio quedó dolorosamente impreso en la memoria colectiva y todavía se pueden ver rastros del fuego en algunos edificios del barrio, pero Chiado ha vuelto a alzar orgullosamente la cabeza confiando la restauración de los edificios afectados por el incendio a Álvaro Siza Vieira, el arquitecto portugués contemporáneo más importante. El barrio ha vuelto a resplandecer como una de las zonas más elegantes de la ciudad.

Cosa vedere nel Chiado