Alfama, el barrio del fado

Alfama es el barrio histórico de Lisboa donde todavía se puede experimentar la magia de una ciudad romántica acompañados por las emocionantes notas del fado.

Apretujada entre el Castillo de São Jorge y el río Tajo, el barrio de Alfama guarda el alma tradicional de Lisboa. Es un barrio pintoresco que se desarrolla verticalmente, con una parte alta y una baja y una cascada de casas encaramadas sobre sus callejones empinados, a veces tan cerca la una de la otra que los tejados parecen rozarse.

Para visitar Alfama, no sigáis una ruta predefinida: perdeos entre los callejones, las esquinas, las escaleras, las plazas, los pequeños jardines y las terrazas panorámicas.

Uno de los barrios menos afectados por el devastador terremoto de 1755, Alfama es el corazón histórico de la ciudad, donde el tiempo parece haberse detenido y donde la Lisboa de hoy en día está más cerca de la Lisboa de antes del terremoto. Casas populares con la ropa tendida en los balcones se alternan con los edificios señoriles de estilo manuelino y los restos del antiguo barrio judío.

El barrio es también la cuna del fado, la ardiente música tradicional de Lisboa: cenad en una de las casas do fado tradicionales del barrio para disfrutar de una noche mágica, acompañando vuestra cena con notas melancólicas y románticas.

Visitar Alfama con la Lisboa Card

El Castillo de Sâo Jorge, el tranvía 28 y el Museo del Fado son algunas de las atracciones incluidas en la Lisboa Card, la tarjeta turística de Lisboa, que permite el uso ilimitado del transporte público (incluido el tranvía) y la entrada reducida o gratuita a los museos y monumentos más famosos.

Si planeáis visitar las atracciones principales de Alfama y desplazaros con el transporte público, la Lisboa Card es la solución más ventajosa.

Qué ver en Alfama

Castillo de São Jorge

Atrincherado en lo alto de la colina donde se fundaron los primeros asentamientos de la ciudad, el Castillo medieval de São Jorge domina la ciudad desde las alturas y es una vista al mismo tiempo tranquilizadora e imponente.

Visitando el castillo podréis admirar la fortaleza original construida por los moros en el siglo XII, las ruinas del antiguo palacio real, las excavaciones arqueológicas y una vista de 360 ° en tiempo real de Lisboa; después podréis pasear por las avenidas arboladas del castillo y deteneros en uno de los numerosos puntos panorámicos, desde donde podréis disfrutar de una vista impresionante.

Catedral de Lisboa

El Tranvía 28 delante de la Catedral

El lugar más importante de culto católico en la ciudad de Lisboa es la Catedral conocida como Sé Patriarcal o simplemente Sé.

La iglesia es una maravillosa fusión de los estilos románico francés y gótico; sus campanarios macizos destacan sobre el cielo de Lisboa mientras que el interior, sencillo y austero, alberga las tumbas de reyes y benefactores de la ciudad.

Santo Antonio da Sé

La iglesia de Santo Antonio da Sé, menos famosa que la Catedral, fue construida a finales del siglo XVIII en el lugar de la casa natal de San Antonio de Padua. El santo era originario de Lisboa, mientras que en Italia su nombre se asoció con la ciudad donde murió.

Terrazas panorámicas

Los miradouros, o belvederes son elementos característicos de Lisboa, una ciudad distribuida en varios niveles: desde la cima de los miradouros podéis admirar la ciudad o un escorzo panorámico. En Alfama se pueden encontrar dos: el Miradouro de Santa Luzia y el menos famoso Miradouro das Portas do Sol, un poco más alto.

El Miradouro de Santa Luzia está al lado de una pequeña capilla que tiene el mismo nombre con vistas al Tajo, a las antiguas murallas árabes y a la extensión de tejados de Alfama. Es una terraza bastante grande con parterres, bancos y un pórtico con paredes decoradas con coloridos azulejos.

Museu de Artes Decorativas

Ubicado en el interior de un palacio del siglo XVII que hoy en día es la sede del Instituto Superior de Artes Decorativas, el Museo de Artes Decorativas de Lisboa expone una colección de muebles y objetos decorativos que os harán imaginar los interiores de las casas señoriales desde el siglo XVII al siglo XX.

El fado en Alfama

Debido a la cantidad de tabernas típicas que ofrecen música en directo, Alfama también es conocida como el “barrio del fado“: esta es sin duda la mejor zona si queréis asistir a un emocionante concierto de música tradicional portuguesa.

Alfama es también el lugar de nacimiento de una de los más grandes fadistas de todos los tiempos, Amália Rodrigues, que a lo largo de una larga carrera de 60 años llevó el fado a los más altos niveles de expresión y lo hizo famoso en todo el mundo: su extraordinaria voz fue comparada con la de prestigiosas artistas internacionales como Ella Fitzgerald y Maria Callas.

Asistir a un espectáculo de fado en la ciudad donde nació es una experiencia que no hay que perderse porque pocos géneros musicales saben llegar al corazón de las personas con tanta intensidad.

Locales de fado en Alfama

A continuación algunos locales recomendados para escuchar el fado:

  • Tasca do Chico, Rua dos Remédios, 83. Un pequeño local sin pretensiones, no se puede cenar pero sirven deliciosos aperitivos y bocadillos. Los propietarios tienen otro local con el mismo nombre en el barrio de Bairro Alto.
  • Boteco da Fà, Rua do Vigario, 70e. Mesón de barrio, recomendado para los que quieran cenar.
  • A Parreirinha de Alfama, Beco Espírito Santo, 1. Local histórico donde han actuado los grandes protagonistas del fado, como Amália Rodrigues, Alfredo Marceneiro y Beatriz da Conceição.
  • Fora da Moda, Largo de Santo Estevão, 9. Abierto desde la hora de la cena hasta tarde, es un lugar en el que sus visitantes se dividen entre entusiastas y decepcionados: algunos lo consideran un lugar histórico, otros una trampa para los turistas. Opinad vosotros mismos.

Museo del Fado

Si después de haber asistido a un concierto de fado queréis descubrir más cosas sobre este particular género musical visitad el Museu do Fado, una exposición permanente a pocos pasos del Castillo de Sâo Jorge, que os hará descubrir la historia, los protagonistas y las curiosidades de la música tradicional portuguesa.

Se pueden admirar documentos históricos, partituras, trajes y otros objetos personales de los grandes artistas que escribieron la historia del fado.

Cómo llegar

Hay varios puntos de acceso al barrio de Alfama, os destacamos los más atractivos:

  • Largo das Portas do Sol: bajad la empinada escalinata del Beco de Santa Helena y os encontraréis en el corazón del barrio.
  • Rua de São Tomé: bajad por la escalinata que desciende hacia la Rua das Escolas Gerais y entrad en el corazón del barrio a través de la Rua do Salvador.
  • Rua do Adica: continuad por la Rua da Judiaria, en el antiguo barrio judío, y desde allí bajad la escalinata hacia el largo do Terreiro do Trigo.

La forma más fascinante y divertida al mismo tiempo de llegar a Alfama y explorarla es subir al histórico tranvía no. 28, que recorre sinuoso como una serpiente las estrechas callejuelas del barrio.