Itinerario de una semana en Oporto y sus alrededores

Una alternativa a Lisboa? Aquí tenéis un fascinante itinerario de una semana para descubrir las atracciones de Oporto y sus alrededores como Braga o Aveiro.

En 2017 Oporto ha sido elegida como el mejor destino europeo: hasta hace pocos años estaba relegada a un segundo plano, hoy en día es una estrella del turismo portugués con una fuerte identidad y muchísimas atracciones.

Se puede visitar en un fin de semana, pero es un destino fascinante que merece mucho más tiempo: seguid nuestro itinerario de una semana en Oporto y sus alrededores para concentrar lo mejor del norte de Portugal en sólo siete días.

Elegantes edificios decorados con azulejos, puentes impresionantes, iglesias barrocas y antiguos monasterios, playas de arena finísima bañadas por las vigorosas aguas del océano son sólo algunas de las maravillas que podréis admirar durante vuestras vacaciones.

El tema principal del itinerario, sin embargo, no puede dejar de ser el vino de Oporto, que ha hecho famosa esta zona en todo el mundo: hemos incluido en el itinerario la visita a las famosas bodegas de Vila Nova de Gala y un fascinante crucero a lo largo del Douro que os permitirá admirar las colinas de terrazas cultivadas con vides.

Mapa y datos del itinerario

Aquí está el mapa del itinerario de una semana en Oporto y sus alrededores: os proponemos hacerlo en coche, quizás alquilándolo en el aeropuerto de Oporto a vuestra llegada.

Recorrido: 450 km | Duración: 1 semana | Periodo recomendado: de mayo a noviembre

Primer día en Oporto

El barrio de la Ribeira en Oporto

El primer día está enteramente dedicado a la ciudad de Oporto. A pesar de las cuestas, el centro de la ciudad se puede visitar a pie, y esta es sin duda la mejor manera de explorar sus pintorescas calles, callejuelas y plazas.

Entre las atracciones que no os podéis perder en Oporto hay que señalar: la estación de São Bento, decorada con los característicos azulejos blancos y azules; la Catedral, que data del siglo XII; la Torre dos Clérigos, uno de los símbolos de Oporto. No muy lejos del centro está la Casa da Música, un edificio imperdible para los amantes de la arquitectura contemporánea.

La librería de Harry Potter

Si sois fans de la saga de Harry Potter, podéis visitar la librería Lello, tan famosa que para entrar hay que pagar una entrada. Al parecer, la escalera de madera de la librería inspiró a J.K.Rowling a crear la escenográfica escalera de la escuela de Hogwarts.

Después de una comida energética a base de francesinha, el sándwich típico de la ciudad de Oporto, gracias al cual no pasaréis hambre durante horas (prohibidísimo para los vegetarianos!), continuad vuestra exploración del centro y justo antes de la puesta del sol dirigíos hacia el puente Dom Luis I, una maravilla arquitectónica diseñada por un alumno de Gustave Eiffel, al que se debe la famosa torre de París.

Es sin duda el más famoso y fotografiado de los puentes de Oporto: cruzadlo por el lado superior para disfrutar de una mejor vista, y cuando lleguéis al otro lado sentaos a esperar el atardecer.

Cuando el sol se haya puesto, dirigíos a la otra orilla del Douro y cenad en uno de los restaurantes de la Ribeira, el pintoresco barrio de Oporto que se extiende a lo largo del río. Terminad la noche con un paseo romántico, cautivados por las luces de la ciudad que se reflejan en el río.


Segundo día en Oporto

Una bodega de Vila Nova de Gaia

Dedicad la mañana del segundo día a Vila Nova de Gaia, ahora considerada parte de la ciudad de Oporto, aunque en realidad es un municipio distinto.

Aquí están las bodegas del Oporto, donde el vino elaborado con las uvas cultivadas en el valle del Duero se queda a madurar durante años: hay casi veinte, todas concentradas en un estrecho espacio, y casi todas ofrecen la posibilidad de una visita guiada con degustación final. Lo ideal es visitar más de una, alternando marcas famosas en todo el mundo como Sandeman con otras más pequeñas, de gestión familiar, como Poças Junior.

Después de tantas degustaciones a lo mejor es hora de parar: nada mejor para esto que las playas de la ciudad de Oporto, fácilmente accesibles con los autobuses urbanos que salen desde la orilla opuesta del río.

Si os sentís perezosos podéis elegir una, tal vez Matosinhos o Molhe, y tumbaros al sol toda la tarde; si queréis unas vacaciones más activas podéis recorrer a pie el encantador paseo marítimo que, volviendo al centro de la ciudad, vuelve a ser la orilla del río: el paseo de 11km os dará la oportunidad de admirar todas las playas de la ciudad y el estuario del río.


Tercer día: crucero por el Douro

Embarcaciones tradicionales en Oporto

El tercer día embarcaos en una aventura memorable: un día de crucero por el río Douro. Durante varias horas de navegación ascenderéis por el valle del río, cruzando sugestivos puentes, presas y canales. Veréis pasar frente a vuestros ojos un paisaje fascinante, caracterizado por terrazas cultivadas con viñedos, las mismas de las que se extraen las uvas con las que se produce el vino que ha hecho famosa Oporto en todo el mundo.

Dos localidades que podréis admirar durante el crucero son las características Peso do Regua y Pinhão, la primera es un importante centro del transporte del puerto desde el valle a la ciudad y la segunda es una bonita localidad abrazada por terrazas cultivadas.

Los cruceros por el Douro normalmente comienzan a las ocho o nueve de la mañana y el regreso a la ciudad está programado alrededor de las siete de la tarde, con un tramo (generalmente la ida) hecho en barca y el otro en tren o autobús; los precios varían mucho dependiendo del itinerario y de los servicios incluidos.

Consejos para el itinerario de Oporto

¿Queréis estudiar un itinerario alternativo de 3 días en Oporto? Consultad el de la página Itinerario de dos semanas en Portugal.

Para profundizar y planificar vuestra visita a Oporto, seguid las ideas que encontraréis a continuación.

Guía de Oporto
Dormir en Oporto


Cuarto día: Barcelos, Braga y Guimarães

El santuario de Bom Jesus do Monte, cerca de Braga

El cuarto día salid de la ciudad de Oporto y con un coche de alquiler id a explorar el fascinante interior: durante el primer día, paraos en Barcelos, Braga y Guimarães, tres ciudades llenas de historia.

Dedicad una visita fugaz a la primera para dirigíos inmediatamente a Braga, un importante centro religioso y sede de una prestigiosa universidad; aquí podréis visitar espléndidas iglesias y otros edificios barrocos.

Por la noche llegad a Guimarães, considerada la cuna de Portugal ya que fue el lugar de nacimiento de Alfonso Henriques, el primer rey de la nación.


Quinto día: Amarante y Lamego

El quinto día está dedicado a dos ciudades medievales desconocidas por el turismo de masas y que por ello son todavía particularmente fascinantes: Amarante y Lamego.

Amarante es un pueblo durmiente sumergido en un hermoso entorno natural, rodeado por la majestuosa cordillera de la Serra do Madrao y atravesado por el río Tâmega, uno de los afluentes más importantes del Douro. Famoso por ser el lugar de nacimiento de San Gonzalo, el San Valentín portugués, tiene un par de iglesias interesantes y un puente de piedra medieval.

La atracción principal de Lamego es la Igreja de Nossa Senhora dos Remédios, a la que se accede subiendo por una empinada escalera barroca; la ciudad también es famosa por la raposeira, un vino blanco con el que podréis tomaros un descanso del Oporto. Los alrededores están diseminados de antiguos monasterios, capillas y restos que se remontan a la conquista de los visigodos.


Sexto día: Aveiro

La ciudad de Aveiro

Salid por la mañana temprano porque tardaréis unas dos horas en coche en llegar a Aveiro, la siguiente parada de vuestro itinerario.

Ubicada entre el mar y la laguna y atravesada por tres canales, Aveiro es famosa por sus barcos tradicionales, los moliceiros, con su forma distintiva que recuerda vagamente a una góndola veneciana.

Con un día completo a vuestra disposición podréis visitar el casco antiguo de Aveiro y admirar sus elegantes palacios art nouveau, visitar los dos museos de la ciudad, curiosear por el mercado de pescado y hacer un crucero por el río a bordo de un colorido moliceiro.

También os quedará tiempo para relajaros en una de las dos playas que se encuentran a unos diez kilómetros de la ciudad: elegid entre Costa Nova, famosa por sus características casas de madera a rayas de colores, y Praia de Barra, donde se puede admirar el faro más alto de todo Portugal.


Séptimo día: Espinho y Oporto

El último día, dependiendo de la hora de vuestro vuelo, podéis optar por regresar directamente a Oporto o hacer una parada en Espinho, un pintoresco pueblo costero.

La playa de Espinho, considerada una de las más bellas de esta zona de Portugal, es un largo arenal ideal para paseos relajantes, donde todavía se pueden ver las coloridas barcas de los pescadores. Si llegáis antes de las nueve de la mañana, también podríais ver a las esposas de los pescadores que venden el pescado recién capturado por sus maridos.

Los que quieran volver directamente a Oporto, o si aún os queda tiempo después de la parada de Espinho, podéis ir de compras a la Rua Santa Caterina, la principal arteria comercial de la ciudad, y hacer una parada en el elegante Café Majestic.

Más información

Oporto

Oporto

Porto e Norte, la región del norte de Portugal

Porto e Norte, la región del norte de Portugal

Alquiler de coche en Oporto

Alquiler de coche en Oporto

¿Es útil para ti este artículo?

Ttu opinión es muy importante para nosotros, vamos a saber lo que piensa con las estrellas

Valoración media 4.9 en 10 votos
Compartir