Fátima

Fátima

El Santuario de Fátima es uno de los mayores santuarios religiosos de Europa después de Lourdes, y se encuentra donde en 1917 se les apareció la Virgen a los tres pastores.

Fátima es una pequeña ciudad de Portugal, situada en el centro del país, en el distrito de Santarém, a unos 120 kilómetros de Lisboa. Tiene una población de poco más de 10.000 habitantes, pero es uno de los destinos turísticos más famosos de Europa, porque fue aquí donde en 1917 se le apareció la Virgen a tres pastores, en la zona de Cova da Iria.

Tras la confirmación de las apariciones marianas por parte de la iglesia católica, se construyó una capilla en honor a Nuestra Señora de Fátima, seguida de la construcción de una estatua y, posteriormente, un santuario que hoy en día es la meta de miles de peregrinos provenientes de todo el mundo católico.

La economía de Fátima se basa casi exclusivamente en el turismo religioso, debido a la enorme afluencia de visitantes devotos de la Virgen de Fátima. En la ciudad hay muchísimas tiendas de suvenires que presentan principalmente artículos religiosos, estampas, rosarios y estatuas. Los servicios de la ciudad son extensos, entre hoteles, restaurantes y alojamientos de todo tipo.

Excursiones y visitas guiadas a Fátima

Si no queréis visitar el santuario solos, salid de Lisboa con una visita guiada: seleccionad la que prefiráis.

Billetes y Rutas
desde 47 €
Detalles
Participa en un tour de día entero para descubrir, iglesias, monasterios y la historia que se esconde tras 4 regiones de Portugal.
Clasificación
Categoría Tours en coches privados
Lugar Lisboa
desde 80 €
Detalles
Realiza una peregrinaje a Fátima para descubrir el lugar donde la Virgen María se les apareció a tres niños en 1917. A continuación recorre la región con tu guía, antes de terminar en Óbidos para una degustación de la Ginja local.
Clasificación
Categoría Tours en minibus
Lugar Lisboa
desde 340 €
Detalles
Descubre 4 de los lugares más bellos de Portugal en esta gira privada de 9 horas desde Lisboa. Visita del Monasterio de Alcobaça, degustar un guiso de pescado tradicional en Nazaré, descubrir la ubicación de peregrinación de Fátima, y ​​explorar Óbidos,…
Clasificación
Categoría Tours en coches privados
Lugar Lisboa

El Santuario de Fátima

Fátima seguiría siendo una anónima ciudad de campo si no fuera por las apariciones marianas. Pero la historia ha cambiado completamente, y hoy en día el Santuario de Fátima se ha convertido en un destino indispensable en un tour por el centro de Portugal.

El Santuario incluye varios edificios, templos y monumentos religiosos, en un complejo dominado por la Basílica de Nuestra Señora del Rosario y la Basílica de la Santísima Trinidad. En las cercanías se alza la Capilla de las Apariciones, que simboliza la aparición de la Virgen delante de los pastores.

Basílica de Nuestra Señora del Rosario

La Basílica de Nuestra Señora del Rosario, el más imponente y central de los edificios que componen el Santuario de Fátima, consta de una torre y una nave de unos 65 metros de altura, decorada con una corona de bronce de 7.000 kilogramos.

Su arquitecto fue el holandés Gerardus Samuel van Krieken, quien llegó a Portugal a finales de 1800 para enseñar arte. Pero murió antes de la consagración del edificio.

En el interior de la basílica, además del pórtico principal, hay un mosaico que representa la coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad, bendecido por el Papa Pío XII, que también por esto fue llamado el Papa de Fátima.

Muchos de los acontecimientos relacionados con las apariciones marianas de Fátima están representados en las vidrieras de la basílica, mientras que los 15 altares de la iglesia están dedicados a los 15 misterios del rosario. En las cuatro esquinas de la basílica se encuentran las estatuas de los cuatro grandes apóstoles del rosario: San Antonio María Claret y Clará, Santo Domingo de Guzmán, San Juan Eudes y San Esteban, Rey de Hungría.

Basílica de la Santísima Trinidad

La Basílica de la Santísima Trinidad es una iglesia y basílica menor construida en el interior del Santuario de Fátima. Fue consagrada en 1953, e inmediatamente se dieron cuenta de que sus dimensiones eran demasiado pequeñas para albergar la enorme afluencia de peregrinos que se dirigían a Fátima para venerar a la Virgen.

Por esta razón, en 1974 el Monseñor Luciano Guerra propuso la construcción de una nueva basílica, pero las obras no comenzaron hasta 2004, cuando el arquitecto griego Alexandros Tombazis completó el proyecto y colocó la primera piedra.

Desde la conclusión de las obras, la Basílica de la Santísima Trinidad ha sido designada como GECA, siglas portuguesas que significan Grande Espaço Coberto para Assembleias (gran espacio cubierto para asambleas) debido a su importancia y majestuosidad. Su moderna arquitectura es muy particular y contrasta con los estilos clásicos de las iglesias que estamos acostumbrados a ver: por ello es uno de los monumentos más interesantes de todo el Santuario de Fátima.

Capilla de las Apariciones

La Capilla de las Apariciones fue construida en los años 20 del siglo pasado en el lugar exacto donde los tres pastores afirmaron haber recibido las apariciones de la Virgen en 1917. Según la historia, fue la Virgen quien les comunicó su voluntad de construir una capilla en su honor.

La construcción de la Capilla comenzó a manos del albañil Joaquim Barbeiro en 1919, y dos años después ya se celebró la primera misa. Pero el 6 de marzo de 1922, algunos anticlericales la hicieron explotar con una bomba, hecho que no desalentó a la comunidad, que sólo unos meses más tarde comenzó a trabajar en la reconstrucción.

Hoy en día la Capilla de las Apariciones es el lugar más importante del Santuario de Fátima, y es visitada por al menos 5 millones de peregrinos al año.

Cómo llegar a Fátima desde Lisboa

Desde Lisboa, los turistas religiosos pueden llegar a Fátima a pie siguiendo el Caminho do Tejo, (Camino del Tajo), un recorrido a través de carreteras rurales o con poco tráfico. Se puede completar en 5 días, haciendo una media de 20-30 km al día.

Es mucho más fácil coger uno de los numerosos autobuses que salen de Lisboa: llegaréis a Fátima en hora y media. Se puede llegar al santuario a pie desde la estación de autobuses.

Otra posibilidad es la de alquilar un coche.

Curiosidades

  • Además de la basílica hay diez capillas que representan la vida de Jesús y la capilla de las Apariciones abierta en todas las direcciones para permitir que los peregrinos puedan recibir la comunión justo en el punto donde apareció la Virgen.
  • Algo muy particular es observar cómo se encienden las velas en este santuario: se echan en un gran brasero velas con formas de partes del cuerpo, como piernas y pies, e incluso muñecos de cera como exvotos que vierten olor y humo en el aire.
  • La mayor afluencia de peregrinos se produce cada año durante las noches del 12 y 13 de mayo y el 12 y 13 de octubre, en memoria de las apariciones.

Para profundizar: la aparición de la Virgen

La historia es conocida. Dos niñas y un niño portugués contaron que mientras pastoreaban en los prados una nube bajó del cielo y de ella apareció una mujer vestida de blanco con un rosario en la mano. La mujer, a quien identificaron como la Virgen, le habló a una de las niñas.

Era el 13 de mayo de 1917 y la aparición tuvo lugar en Cova da Iria, en el pueblo de Fátima. La Virgen convocó a los tres pastores en el mismo lugar el 13 de cada mes hasta octubre. Durante la última aparición, una multitud de más de 70.000 personas asistió a lo que fue llamado el “milagro del sol”: durante una lluvia las nubes se despejaron repentinamente y el sol empezó a girar en espiral como una esfera de color lanzando rayos sobre la Tierra.

En 1930 el obispo de Leiria reconoció como verdaderos los testimonios de los tres pastores y el culto a la Virgen de Fátima fue autorizado oficialmente.

El gran devoto de Nossa Senhora de Fátima, así como su involuntario promotor turístico, fue el Papa Juan Pablo II que visitó el santuario en varias ocasiones, incluyendo la famosa visita de 1982 en la que quiso agradecer a la Virgen por haber sobrevivido a un atentado del que había sido víctima el año anterior. Fue el mismo Juan Pablo II quien pidió que la bala que le golpeó fuera incrustada en la corona de la estatua de la Virgen.

En el año 2000, Juan Pablo II anunció a Fátima la beatificación de dos de los tres pastores, Francisco y Jacinta, que fueron reconocidos como autores de una cura milagrosa.

Aunque quedan muchos misterios sin resolver sobre las apariciones marianas y los científicos sean siempre escépticos, el culto está vivo y coleando y el turismo prospera.

Dónde dormir cerca de Fátima

Estás buscando un Hotel cerca de Fátima? Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en los alrededores de Fátima
¿Es útil para ti este artículo?

Ttu opinión es muy importante para nosotros, vamos a saber lo que piensa con las estrellas