Alquiler de coche en Faro

Unas vacaciones en total libertad para descubrir lugares auténticos y playas oceánicas. No es un espejismo, sólo hay que alquilar un coche en Faro y salir rumbo al Algarve.

Faro, capital del Algarve, es una pequeña ciudad situada en la costa atlántica. Muchas veces esta ciudad sólo se ve como un punto de acceso a la región gracias a su aeropuerto internacional, y por lo tanto suele ser ignorada como destino de vacaciones. Esto ha permitido a Faro mantener su encanto tradicional y su típica atmosfera tranquila.

Faro es una ciudad portuaria ajetreada, luminosa y animada para visitar antes de irse a la playa! Alquilar un coche os permitirá descubrirla junto a sus alrededores en total libertad. Así podréis explorar los típicos pueblos portugueses y las playas oceánicas, los parques marinos y las localidades de veraneo del Algarve.

Debido a su proximidad, no dejéis de visitar el parque nacional Ria Formosa, un verdadero paraíso para las aves migratorias y la fauna silvestre gracias a una serie de lagunas de agua salada y extensiones fangosas.

Faro tiene un ambiente muy diferente al de otras ciudades aglomeradas y frenéticas del Algarve occidental, y cuenta con monumentos históricos y edificios de todo el Algarve. Alquilar un coche en Faro es muy sencillo, sólo hay que elegir la compañía de alquiler de coches más adecuada para vosotros, escoger el coche que mejor se adapte a vuestras necesidades y firmar el contrato.

Alquiler de coche en el aeropuerto de Faro

Se puede reservar online un coche y recogerlo y entregarlo en el aeropuerto internacional de Faro a través de las conocidas compañías internacionales como Hertz, Avis, Europcar, Budget, Thrifty o Europcar. Es mejor hacerlo con cierta antelación para beneficiarse de descuentos y asegurarse de tener un coche a disposición a la llegada.

Muy a menudo reservar en internet también proporciona la posibilidad de eliminar o modificar la reserva sin ningún coste adicional; el riesgo que se corre al no reservar es el de llegar al lugar y no encontrar nada que os convenga.

Por lo general, el pago es con tarjeta de crédito, que hace de garantía ya que se apoya en una cuenta bancaria. El importe correspondiente a la franquicia se bloquea en la tarjeta de crédito cuando se retira el coche.

La edad mínima para alquilar un coche es de 21 años. Muchas veces las agencias aplican precios más altos para los conductores menores de 25 años. Estas restricciones también valen para los mayores de 65 años. También se aplica un cargo adicional por los conductores adicionales.

Para recibir información, las empresas proporcionan un número de teléfono que normalmente es gratuito.

Conducir en Faro y en el Algarve

Conducir en Portugal no es un problema: siendo zonas muy turísticas, la señalización está bien desarrollada y el tráfico está perfectamente regulado con semáforos y rotondas, y las normas de tráfico son similares a las del resto de Europa.

Conducir bajo el efecto del alcohol es fuertemente desaconsejado: al que le paren con niveles entre 50mg y 80mg corre el riesgo de llevarse una multa y la suspensión del carnet durante un mes, a partir de los 80mg las penas son aún mayores.

Autopistas

La Via Infante de Sagres, o la autopista A22, es la arteria principal del Algarve, que va desde Bensafrim, cerca de Lagos, hasta la frontera con España. Faro y su aeropuerto están más o menos a mitad de camino.

A su lado se extiende una antigua carretera estatal, pero la circulación es mucho más lenta. Desde diciembre de 2011, la A22 es de pago, y el peaje es sólo electrónico, se paga automáticamente cada vez que se pasa debajo de uno de los 10 arcos especialmente diseñados. Se paga un precio fijo por cada arco que se cruza, dependiendo de la categoría del vehículo.

Por esta razón, las empresas de alquiler de coches en el Aeropuerto de Faro a menudo incluyen la posibilidad de alquilar un transpondedor, muy parecido a nuestro Telepeaje, que permite pagar el peaje de la autopista A22. A veces también se ofrecen a pagar ellos el peaje, a cambio de una pequeña cuota.

Límites de velocidad

Los límites de velocidad en Portugal para los automóviles son los siguientes:

  • 50 km/h en los centros habitados
  • 50 km/h en las carreteras rurales, donde no se indique lo contrario
  • 100 km/h en las carreteras nacionales
  • 120 km/h en autopistas