Cascáis

Una vez un pueblo de pescadores, Cascáis es hoy en día una graciosa localidad balneario: perfecta para una excursión de un día desde Lisboa en busca de sol y playa.

El fin de semana, en verano, los lisboetas se escapan a Cascáis, una bonita localidad balneario a sólo treinta minutos de la capital.

Seguid su ejemplo: tomad el sol en una de las hermosas playas del litoral, refrescaos con un baño en aguas de azul penetrante, practicad algún deporte acuático como el surf o windsurf, pasead por el casco antiguo o aventuraos por los senderos del parque natural.

Para la mayoría de los turistas Cascáis es una excursión de un día, pero por qué no quedarse más tiempo? Hay mucho que hacer!

El casco antiguo

La ciudad de Cascáis, anteriormente un pueblo de pescadores, hoy en día está totalmente volcada a la industria turística, con muchos hoteles, tiendas, bares y restaurantes abiertos principalmente en verano. Sin embargo, sigue siendo un puerto pesquero activo; la parte vieja, con sus callejuelas estrechas, no ha perdido el encanto antiguo y merece una visita.

El animado mercado de pescado, conocido como Lota, es un testimonio de la época en la que Cascáis era esencialmente un pueblo de pescadores. Para conocer la dura vida de estos hombres y sus esposas, visitad el pequeño Museu do Mar donde se exhibe ropa, herramientas de trabajo, botes y otros objetos relacionados con la pesca. Encontraréis una descripción detallada del pasado marítimo de Cascáis y algunas citas conmovedoras de hombres que han vivido toda una vida en el mar.

Un edificio bizarro que podéis visitar es el Museu Condes de Castro Guimarães, inicialmente propiedad de un irlandés que se declaró en quiebra y se vio obligado a vender su lujosa residencia. Su sucesor, el conde de Castro Guimarães, lo decoró de forma suntuosa, con azulejos y exóticos muebles orientales. Aquí podréis admirar una rara representación de Lisboa como era antes del terremoto.

Si estáis cansados del sol, tomad el fresco en el Parque Municipal da Gandarinha, un bonito parque urbano lleno de palmeras, eucaliptos, abedules y pinos adornado con rosales y arbustos de flores.

Las playas de Cascáis

Son las hermosas playas de la costa las que atraen a multitudes de veraneantes y turistas durante el día a Cascáis. Las playas de la ciudad son tres pequeñas calas de arena: Praia da Rainha, Praia da Conceição y Praia da Duquesa.

Más grande y normalmente menos concurrida es la Praia da Ribeira, con vistas a la plaza del ayuntamiento y una zona libre y una reservada para los que alquilan sombrillas. También es adecuada para viajeros con niños ya que tiene a mano los servicios.

Pero la playa más bonita es Praia do Quincho, larga y salvaje. Adorada por los que practican surf y windsurf por sus grandes olas, desafortunadamente puede ser peligrosa para los bañistas y surfistas principiantes. Id de todas formas: podréis pasear por la orilla o descansar bajo el sol, en cualquier caso, el hermoso paisaje natural que os rodea merece la pena una visita.

A dos kilómetros de Cascáis se encuentra el promontorio de Boca do Inferno, un hermoso acantilado de unos veinte metros de altura. Si queréis emociones más fuertes y fotografías espectaculares acercaos hasta Cabo do Roca, el punto más occidental de Europa: está a media hora de Cascais y se puede llegar en autobús.

Actividades al aire libre

Las playas alrededor de Cascáis son perfectas para hacer surf y no es casualidad que se encuentren aquí muchas escuelas, con cursos de todos los niveles, desde principiantes hasta avanzados. Otros deportes acuáticos que podéis practicar son el windsurf y el esquí acuático; si quieres haceros unas risas con los amigos alquilad un banana boat.

Los que quieran estirar las piernas pueden caminar por el agradable paseo marítimo que lleva de Cascáis a Estoril, una famosa ciudad costera conocida como la “la Costa Azul portuguesa”. La distancia es de unos 2 km. Para una actividad física más intensa, elegid una de las numerosas rutas de senderismo del parque natural de Sintra-Cascáis.

¿Estáis buscando una descarga de adrenalina? A pocos kilómetros de Cascáis podéis encontrar una escuela de escalada que organiza escaladas en los acantilados con nivel de principiante a avanzado: una experiencia impresionante, pero sólo para los que no sufren de vértigo!

Cómo llegar a Cascáis desde Lisboa

Cascáis es fácilmente accesible desde Lisboa con trenes regionales que salen desde la estación de Cais do Sodré. El viaje dura unos treinta minutos y los trenes son bastante frecuentes, aproximadamente uno cada veinte minutos. También hay autobuses, pero el tren en este caso es mucho más cómodo. Cascáis también está conectado con autobús a Sintra y Cabo da Roca.

Los que hayan alquilado un coche pueden elegir si llegar a Cascáis rápidamente a través de la autopista A5 o recorrer la panorámica N6.

Mapa

Alojamientos Cascáis

¿Buscas un alojamiento en Cascáis?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en Cascáis
Mostrarme precios