Braga

Braga es una ciudad del noroeste de Portugal que conserva un carácter antiguo y lleno de encanto, un lugar capaz de sorprender a cualquiera.

Braga se encuentra en el noroeste de Portugal; todo el municipio tiene poco menos de 200.000 habitantes, y es una de las ciudades más importantes del país.

Es una ciudad universitaria: aquí, de hecho tiene su sede la Universidade do Minho, una institución ciertamente no antigua, pero que ha sabido de inmediato atraer a jóvenes de todo Portugal y más allá. Por esta razón, en Braga hay muchísimos bares y locales nocturnos, así como diferentes restaurantes donde se puede disfrutar de comida deliciosa a precios muy baratos.

Qué ver en Braga

El casco antiguo es la atracción principal de Braga. Hay tiendas de arte y productos tradicionales, museos e iglesias, entre las que destaca por supuesto la Catedral, que tienes más de 1000 años de antigüedad.

Catedral de Braga

La Catedral de Braga es uno de los edificios más importantes de Portugal. Sede de la arquidiócesis de la ciudad, su fachada se remonta a finales del siglo XV, mientras que la torre y los pisos superiores tienen un estilo barroco y fueron construidos en el siglo XVII.

La fachada principal, en la parte superior, está ricamente decorada con estatuas que representan seres humanos y gárgolas. La espléndida puerta de entrada en metal, de estilo manuelino, fue colocada originalmente en el interior de la catedral, pero se trasladó al exterior a principios del siglo 18.

También es muy interesante una visita al interior de tres naves, cubierto por un techo de madera, donde se encuentran cinco capillas. Ninguna de éstas es de estilo románico: cuatro son de estilo barroco y una de estilo manuelino.

Palacio Episcopal

El Palacio Episcopal de Braga, también conocido como palacio de la Arquidiócesis, se remonta a la primera mitad de 1400. A través de los siglos se ha ampliado y ha estado modificado hasta convertirse en lo que podemos ver hoy en día.

El palacio es un conjunto de tres edificios diferentes, cada uno con características distintivas, construidos en momentos diferentes. Por lo tanto el edificio es una composición asimétrica compuesta de diversas alas.

El ala medieval está asociada con un patio rectangular orientado hacia los jardines de Santa Bárbara, un planta en forma de U y una plaza rectangular conocida como Largo do Paço.

El ala barroca se encuentra en cambio en el lado oeste del palacio, y está orientada hacia el Largo do Municipio. Es la parte más formal del palacio, con una estructura simétrica formada por un cuerpo central y alas laterales.

Jardín de Santa Bárbara

En el lado noreste del palacio se encuentra el Jardín de Santa Bárbara, es muy hermoso y está decorado con flores y parterres. Una de las partes más interesantes son los restos de la arcada medieval del palacio, que hoy en día forma la esquina suroeste del jardín. En el centro del jardín se encuentra la estatua de Santa Bárbara, la patrona del parque, colocada sobre una fuente.

Los santuarios

Situados junto a Braga, en las montañas de los alrededores, hay dos bellos santuarios: el más alto es el Santuario de Sameiro, donde se encuentra una hermosa iglesia con frescos y decoraciones doradas.

El Santuario de Bom Jesus do Monte

El otro es el santuario de Bom Jesus do Monte, rodeado de un hermoso parque. Una escalera imponente de granito con forma de acordeón con más de 600 escalones adornada con esculturas y fuentes para saciar a los peregrinos conduce al lugar de culto. Es una verdadera obra maestra! Abarca una amplia simbología, una especie de escalera de los 5 sentidos que debería llevar al visitante a saber controlar su cuerpo y sus instintos hasta llegar a la escalera de las 3 virtudes teológicas y finalmente a la iglesia rodeada de árboles y arboledas con una vista magnífica.

Desde el santuario de Bom Jesus do Monte también sale el funicular de Bom Jesús, el más antiguo del mundo alimentado por la fuerza del agua.

Cómo llegar a Braga

A Braga se llega fácilmente en avión, aterrizando en el aeropuerto de Sa Carneiro de Oporto: desde allí en poco más de una hora de autobús, que sale directamente desde el aeropuerto, se llega al centro de Braga.

Como alternativa se puede llegar a Braga en tren: una vez fuera del aeropuerto de Oporto hay que coger el metro hacia el centro, ir a la estación de Sao Bento y subir a bordo del tren que conduce a Braga. Los trenes salen cada hora y son administrados por la empresa portuguesa CP.

Llegar a Braga desde Lisboa

Y finalmente, se puede llegar a Braga directamente desde Lisboa: en tren el viaje es agradable y relajante, y dura alrededor de tres horas y media cruzando ríos, campos y pueblos del Portugal rural, mientras que con el autobús de la compañía Rede Expressos dura un poco más.

También se puede llegar a Braga con un coche de alquiler: las autopistas en Portugal son modernas y están bien conectadas, es suficiente con llegar a Oporto y desde allí coger la autopista A3, que conduce directamente a Braga.

Vida nocturna

Como ya hemos dicho, Braga es una ciudad universitaria y no faltan oportunidades para divertirse.

Los clubes y discotecas están abiertos los fines de semana y los miércoles, que es la noche universitaria, cuando miles de jóvenes salen a tomar algo a uno de los numerosos barecitos del centro y después a divertirse hasta tarde en la discoteca.

Hay muchos locales nocturnos en el centro, algunos de los cuales están escondidos en las callejuelas laterales: pedid ayuda a los habitantes del lugar, sabrán guiaros a los mejores destinos de la noche.

Festividades en Braga

Si vuestro viaje a Braga coincide con una fiesta seréis realmente afortunados porque tendréis la oportunidad de apreciar de la mejor manera el alma de la ciudad y de vivir de cerca las tradiciones del lugar.

  • Semana Santa: La Semana Santa es la semana antes de Pascua. En Braga se celebran numerosos eventos y procesiones para conmemorar la resurrección de Jesucristo, y la ciudad se decora con flores.
  • Fiesta de Sao Joao: La fiesta dedicada a San Juan, el patrón de Braga. Aunque la celebración tiene lugar el 24 de junio, la ciudad comienza a celebrarlo dos semanas antes, con numerosos eventos que se celebran en el centro y en otras partes. La noche del 23 de junio, por último, todos acuden a las calles para celebrar la festividad del patrón.
  • Braga Romana: para celebrar la influencia del imperio romano en la historia de Braga, durante el último fin de semana de mayo se celebra esta divertida fiesta en la que la gente se viste de romano, y se montan tiendas y puestos de suvenires donde comprar objetos de arte y recuerdos.

Mapa

¿Buscas un alojamiento en Braga?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en Braga
Mostrarme precios