Flores

Flores es el punto más occidental de Europa y ha mantenido una atmósfera intacta, además de tener una naturaleza exuberante y unos paisajes espléndidos.

La isla de Flores es el territorio más occidental de las Azores y de toda Europa. Cuenta con paisajes espléndidos y forma junto con la cercana Corvo, el grupo occidental del archipiélago.

Como las otras islas de las Azores, Flores también es de origen volcánico, y presenta un territorio montañoso surcado por valles profundos. Su pico más alto, de 914 metros, es el Morro Alto. Los breves flujos de agua forman numerosas cascadas, y sus costas se caracterizan por altos acantilados.

El interior de Flores, sin embargo, está salpicado de cráteres que hoy en día tienen forma de lagos. Entre ellos, el más famoso es “Caldeira Funda“, entre bosques de laurel y plantas de hortensias. La isla es también un lugar atractivo debido a la vida tranquila que llevan sus habitantes, que recuerda a tiempos antiguos.

Visitar Flores significa entrar en un mundo tranquilo y pacífico, alejado años luz del caos de las ciudades y de la vida frenética, hecho de paseos, naturaleza y paisajes impresionantes.

Cómo llegar a la isla de Flores

Para llegar a la isla de Flores hay dos posibilidades: avión y barco.

  • El aeropuerto está situado en Santa Cruz das Flores, en la costa este de la isla. Es muy pequeño, y sólo es utilizado por la compañía aérea local SATA Air Açores para conectar Flores con Corvo, Horta, Ponta Delgada y Terceira. Por lo tanto para llegar a Flores en avión es necesario pasar primero por una de estas cuatro islas.
  • La segunda opción es coger un ferry: desde el muelle de Lajes, el puerto principal situado en el extremo sur de la isla, salen barcos hacia Terceira, Graciosa, Sao Jorge, Pico, Faial y la cercana Corvo.

Cómo moverse

En Flores se pueden utilizar diferentes medios de transporte. Hay transporte público pero que a menudo no satisface las necesidades de los turistas porque tiene horarios reducidos durante los fines de semana, sin considerar que no enlaza todos los lugares de interés.

Obviamente la opción más barata es alquilar una bicicleta, pero para tomar esta decisión hay que estar bien entrenado, sobre todo si se quiere recorrer toda la isla, que aunque tiene unas dimensiones pequeñas cuenta con pendientes y cuestas bastante duras.

Por último, se puede alquilar un coche o una moto. Hay varias compañías locales que ofrecen este servicio como Autatlantis, Ilha Verde y Eurocor, además de las omnipresentes compañías de alquiler internacionales.

Qué ver en Flores

Dar la vuelta a la isla de Flores es muy simple dado su pequeño tamaño. Un paseo en barco ofrece la posibilidad de admirar de cerca las formaciones rocosas de la costa, incluyendo el Arco de Santa Cruz das Flores y el islote de Maria Vaz. No os perdáis las cuevas marinas que sólo se pueden ver desde el agua: son la Gruta dos Enxaréus y la Gruta do Galo.

A los submarinistas y los amantes del buceo les encantará la bahía de Alagoa, formada por islotes y arrecifes a ras del agua, mientras que para observar de cerca la corteza marrón, hay que acercarse al islote de Garajau.

En Santa Cruz das Flores y cerca de Lajes das Flores se encuentran las hermosas piscinas naturales de la isla. Aquellos que en cambio buscan experiencias más auténticas tendrán que dirigirse hacia las pozas de agua que se forman en la base de las cascadas, como las de Ribeira Grande, de 300 metros de altura, y Poço do Bacalhau, de 90 metros.

Los cráteres volcánicos

En la zona central de Flores se pueden admirar 7 cráteres volcánicos, transformados en lagos con el paso del tiempo. El paisaje es realmente magnífico e inusual, especialmente el de Lagoa Funda, el más conocido de estas formaciones. No os perdáis la vista panorámica de la que se disfruta desde Morro Alto, el punto más alto de la isla.

Rocha dos Bordões

Una de las vistas más famosas de Flores y de todas las Azores es la Rocha dos Bordões, columnas basálticas nacidas después de una erupción volcánica, situadas como por arte de magia encima de una colina.

Es una verdadera maravilla de la naturaleza, y está revestida de musgos y líquenes cuyos colores cambian durante el día, ya que la inclinación de los rayos solares otorga al conjunto una variedad de tonalidades y matices.

Santa Cruz das Flores

En Santa Cruz das Flores el monumento más impresionante es la Iglesia Matriz de Nossa Senhora da Conceição, una iglesia que se destaca de los otros edificios por su gran fachada, pero también es interesante caminar a pie por la Praça do Marquês do Pombal, la plaza principal de la ciudad.

No dejéis de visitar la Iglesia de São Boaventura y el Museu Regional das Flores, que a su vez incluye el Museo Etnográfico y la Casa Museu Pimentel de Mesquita.

Por último, como recuerdo del viaje se pueden comprar encajes, bordados, mantas tejidas con antiguos telares y flores de hortensia en Santa Cruz das Flores.

Actividades y cosas que hacer

Flores es un destino tanto para los amantes del mar como para los que quieren estar en contacto con la naturaleza: además de los pájaros, se pueden admirar ballenas y otros cetáceos participando en excursiones organizadas, pero también dar relajantes paseos a caballo por los senderos de la isla.

Los que que prefieren la vida marina no podrán perderse el buceo o las excursiones en barco de vela o a motor.

Playas imperdibles

  • Playa Faja Grande en Faja Grande
  • Playa Lajes en Lajes das Flores
  • Playa Santa Cruz en Santa Cruz das Flores

Fiestas

En todos los pueblos de la isla de Flores, el Viernes Santo se celebra la procesión del Vía Crucis. En la isla también se celebra la fiesta patronal de Nossa Senhora das Flores y la Festa do Emigrante, que se celebra el tercer lunes de julio, cuando la isla está en el apogeo de la floración.

Es un festival largo con diversas actividades recreativas para el que cada año muchos emigrantes vuelven a casa.

Mapa

Alojamientos Flores

¿Buscas un alojamiento en Flores?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en Flores
Mostrarme precios