Alentejo

Alentejo

El Alentejo es una región de Portugal situada entre Lisboa y el Algarve, con un rico patrimonio histórico y considerada una de las zonas más auténticas del país.

El Alentejo es una de las regiones de Portugal. En portugués significa literalmente “detrás del río Tajo”, y es una joya escondida fuera de los circuitos comunes del turismo internacional que sorprenderá a cualquiera que elija visitarla, gracias también al hecho de que es una región que ha conservado intacta su tradición folclórica.

Dónde se encuentra el Alentejo?

La región del Alentejo incluye dos provincias: el Alto Alentejo y el Baixo Alentejo. Las ciudades principales son Évora, Beja, Serpa, Estremoz, Elvas y Portalegre. Al norte la región está delimitada por el río Tajo, mientras que al sur limita con la región más conocida del Algarve.

Al oeste se asoma al Océano Atlántico, donde limita con la provincia de Lisboa; al este en cambio está delimitada por la frontera con España. Évora, por ejemplo, está a sólo 130 km de la capital de Lisboa, mientras que otras ciudades son un poco más distantes.

La región es más lejana del norte de Portugal; si se tiene en cuenta que desde Oporto a Portalegre, una de las ciudades más al norte del Alentejo, hay más de 350 kilómetros de distancia.

Qué ver en el Alentejo

El Alentejo es una tierra llena de historia, de ciudades y pueblos que enamorarán a cualquiera que los visite por primera vez. Testimonios del pasado se combinan con las tradiciones locales, creando una mezcla única de colores, sabores y sonidos.

Évora

Évora

La ciudad de Évora, con sus casi 60.000 habitantes es una de las más grandes del Alentejo, es un punto de partida excelente para explorar la región. Gracias a su casco antiguo extraordinariamente conservado, que todavía se encuentra parcialmente dentro de la antigua muralla medieval, Évora ha sido declarada patrimonio mundial de la Humanidad por la UNESCO.

En la ciudad se pueden admirar también numerosos monumentos que se remontan a periodos históricos diferentes, incluyendo un antiguo templo romano. El casco antiguo gira en torno a la Praca do Geraldo, en cuyo centro se encuentra la fuente de Henriquina que se remonta a 1570. En el lado norte de la plaza se encuentra la iglesia de Santo Antao, construida en el siglo XVI.

También son interesantes los edificios históricos de la ciudad, como el Paço de São Miguel da Freiria, que se remonta a la época de la dominación árabe y el Paço dos Duques de Cadaval, construido en el siglo XVII sobre las ruinas de un antiguo castillo.

Por último, una visita obligada es la Catedral de Évora. Construido a finales de 1300, es uno de los monumentos góticos más importantes de todo Portugal.

Castelo de Vide

El pueblo de Castelo de Vide

Situado en el interior del Alentejo, en la frontera con España, Castelo de Vide es uno de los destinos más importantes de la región. Ya en 1200 la ciudad era una fortaleza defensiva contra los invasores extranjeros, y todavía hoy se pueden admirar algunos testimonios de este pasado tumultuoso.

En cuanto a la arquitectura religiosa, la iglesia de Santa María da Devesa domina el centro de la ciudad con su fachada blanca y sus campanarios dobles, es realmente una de las señas de identidad de esta ciudad.

Marvao

El Castillo de Marvao

Marvao es una ciudad medieval que se encuentra entre Castelo de Vide y Portalegre, a pocos kilómetros de la frontera con España. Está situada en el pico más alto de la Serra de Sao Mamede, y por ello desde aquí se puede disfrutar de una hermosa vista de los alrededores.

Anteriormente conocida como Ammaia, Marvao conserva todavía hoy la antigua estructura de la ciudad amurallada. En el interior de sus muros hay callejuelas empedradas y casas típicas del Alentejo.

Visitad el Castillo y admirad las fortificaciones, subid a la Torre de Menagem, en el interior del castillo, donde se puede disfrutar de la vista más hermosa.

La magnitud del patrimonio arquitectónico puede ser visto admirando la Iglesia de Santa María, actualmente desconsagrada, que alberga el Museo de la Ciudad.

Finalmente no os perdáis la Igreja de Santiago, la Capilla Renacentista del Espíritu Santo y el Convento de Nossa Senhora da Estrela.

Estremoz

Vista de Estremoz

La durmiente pero fascinante ciudad fortificada de Estremoz se encuentra en el centro de una zona llena de canteras de mármol, está tan bien abastecida que la ciudad es un ejemplo excelente para admirar el uso de este material en la construcción de las calles y en las plazas del centro.

En la parte más alta de la ciudad se encuentra el palacio, una vez construido por el comerciante Dom Dinis. En la zona inferior se encuentra en su lugar la plaza Rossio, propiamente llamada Rossio Marques de Pombal, donde cada sábado se celebra uno de los mercados más bellos de todo Portugal; para visitarlo en las horas más animadas, hay que ir temprano por la mañana.

Durante el primer fin de semana de septiembre, no hay que perderse la Feira Internacional de Agricultura e Pecuária, donde hay exhibiciones en vivo, venta de objetos artesanales, y mucho más.

Mertola

Mertola

Ciudad romana en el pasado, Mertola se convirtió después en la capital del reino árabe. Para observar su grandeza durante el período Medieval como centro del comercio, hay que visitar el edificio del Ayuntamiento, y admirar el Castillo, situado en el punto más alto del pueblo.

La Iglesia medieval, construida en el lugar de la precedente mezquita, se encuentra todavía en excelentes condiciones. Su importancia en la época árabe se evidencia con el Museo Islámico, que contiene una de las colecciones más importantes del mundo.

También hay muchos talleres artesanales que pueden ser visitados y que dan testimonio de la riqueza de las artes en la ciudad.

Los alrededores de Mertola también incluyen el Parque Natural Vale do Guadiana, al que se puede acceder recorriendo un breve tramo de carretera que permitirá entrar en contacto con partes del Alentejo todavía más vírgenes.

Serpa

Serpa es una pequeña ciudad comercial que ofrece las clásicas atracciones de la región del Alentejo: se estructura como una ciudad fortificada, en el centro de la cual hay un antiguo castillo que se ramifica a su alrededor en una densa red de callejuelas.

El centro neurálgico de Serpa es la Praça da Républica, un lugar excelente para disfrutar de un café en una terraza y observar la vida del lugar. Aquí una puerta de arco nos introduce en la parte más moderna de la ciudad.

En la parte superior de Serpa se puede visitar la Iglesia de Santa María, los restos del castillo, la Torre del Reloj así como el Museo de Arqueología.

Hablando de relojes, en Serpa se puede visitar el Museo del Reloj, situado en el convento mosterinho actualmente en desuso.

Más allá de los muros de la ciudad, no os perdáis el Convento de San Antonio, donde se encuentran las capillas dedicadas a la Virgen de Guadalupe y a San Sebastián, santos muy populares en todo Portugal.

Elvas

Ciudad fortificada en la frontera con España, Elvas goza de una importante estructura amurallada defensiva, junto con el Fuerte de Santa Lucía y el Fuerte da Graça.

A estas fortificaciones que datan del siglo XV ha sido añadido posteriormente un anillo más pequeño, que se remonta al siglo XIX. De estas estructuras defensivas se puede visitar el Fortim de Sao Pedro, de Sao Mamede, da Piedade y de Sao Francisco.

También se puede visitar el castillo y el acueducto de Amoeira, que se extiende a través de 7 kilómetros. A la plaza central de la ciudad, la Praça Republica, se asoma la Catedral de Elvas, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Entre los museos, se destaca el dedicado al arte contemporáneo, ubicado en un edificio de un antiguo hospital.

Vila Viçosa

El Palacio Ducal de Vila Viçosa

Vila Viçosa es a menudo llamada “la ciudad museo de mármol“: muchas de sus casas más grandes de hecho han sido construidas utilizando un imponente mármol blanco, así como su Palacio Ducal, que se remonta a 1500 y que conserva salas ricamente decoradas con tapices de Bruselas .

Al Palacio se unen los jardines geométricamente perfectos, que siguen el mismo estilo. No os perdáis la puerta de entrada al palacio, Porto do Nò, que lleva los símbolos de los duques de Bragança.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Concesión, construida en el siglo XIV, alberga en cambio una estatua gótica de la Virgen María, que tal vez provenga de Inglaterra.

En el antiguo convento das Chagas están custodiadas la tumbas de las duquesas de Bragança.

Campo Maior

La Festa das Flores de Campo Maior

Ciudad famosa por la fiesta anual dedicada a las flores, Campo Maior se ha enriquecido a lo largo de los años con muchas otras atracciones.

Si estáis aquí no podéis dejar de visitar el Museo del Café, que describe la historia de la bebida y la actividades realizadas por la familia Nabeiro, líder en el sector de la producción.

Desde hace algunos años ha abierto al público la bodega vinícola Adega Mayor, que ofrece visitas innovadoras e intrigantes, todas centradas en la producción del vino.

Como casi todos los pueblos de la región del Alentejo, Campo Maior también conserva restos de un antiguo castillo. La estructura que se ve hoy en día data del siglo XIV, con ampliaciones realizadas en torno al 1500.

Entre los museos que visitar se encuentra sin duda el dedicado al arte sacro, que recoge 150 piezas que representan la historia y el arte cristiano. Los objetos están dispuestos en seis habitaciones y la exposición recorre la historia de Cristo.

Portalegre

Portalegre es sin duda una de las ciudades más importantes de la región del Alentejo. Se encuentra junto al parque de las montañas de São Mamede y su centro conserva todavía hoy muchos edificios militares, a los que se unen edificios religiosos que se remontan al siglo XIII.

Se puede visitar el monasterio de San Francisco, el de Santa Clara y el de San Bernardo. El poeta José Régio, nativo de estas tierras, es homenajeado en el museo dedicado a él y a sus obras.

El museo de la ciudad alberga en cambio una colección de arte sacro y algunos ejemplos excelentes de cerámica portuguesa.

Pero Portalegre es sobre todo famosa por sus tapices, por sus prendas de seda y por sus pinturas religiosas. El Museo de los Tapices exhibe telas que datan del siglo XVII.

Por último, una interesante visita a la fábrica Robinson Cork, empresa fundada en 1800 por los británicos, dedicada a la producción del corcho, producto típico de esta región

Alcacer do Sal

Alcacer do Sal

Alcacer do Sal es una ciudad que ha sabido mantener intacta a lo largo de los siglos su belleza. Situada sobre una colina con vistas al valle del río Sado, Alcacer do Sal tiene todavía hoy restos de su antiguo castillo, donde desde hace pocos años es posible también alojarse, gracias a la construcción de un hotel.

Para explorar mejor el centro, concedeos un largo paseo por las estrechas y sinuosas callejuelas. Visitad la Iglesia de Santa María del Castillo, la Capilla del Señor de los Mártires, la Iglesia de San Antonio, la Iglesia de Santiago y el Museo de la ciudad de Arqueología.

Cerca de allí, en la costa, hay playas preciosas como las de Comporta, Torre, Carvalhal, Raposa y Galé.

Moura

Moura es una ciudadela fortificada del Alentejo, cuyas murallas se remontan al año 1200.

La primera atracción que visitar es sin duda la Mouraria, uno de los barrios construidos por los moros más grandes y mejor conservados de todo Portugal. El barrio tiene todas las características arquitectónicas típicas de las residencias árabes.

Sobre el mismo tema no os podéis perder el Museo árabe, que recoge una colección que data de los tiempos de la invasión árabe. Pasando por el antiguo edificio del Ayuntamiento, hoy en día biblioteca municipal, se puede ver la Torre de Taipa, otro emblema de la época árabe.

Entre los monumentos religiosos, se recomienda visitar la iglesia dedicada a Juan Bautista y las iglesias de San Francisco y del Carmen. Moura contiene también un ejemplo precursor de la arquitectura militar del siglo XVII, conocido como Edificio dos Quartéis.

Monsaraz

El Castillo de Monsaraz

El mejor momento para visitar Monsaraz es el mes de julio, cuando el pueblo se convierte en un museo al aire libre. Visitando el centro del pueblo se puede entrar en contacto con las tradiciones y costumbres relacionadas con el mundo de la artesanía del Alentejo, conocer la cocina regional y participar en una serie de eventos culturales.

El legado del patrimonio arquitectónico de Monsaraz encuentra su punto cúlmine en el castillo fortificado medieval, en el antiguo palacio de justicia que se remonta al siglo XIV-XVI y en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Lagoa.

En los terrenos en torno a Monsaraz hay una gran bodega, la Adega Ervideira, que ofrece tours de degustación para visitantes individuales y grupos reducidos.

Excursiones al Alentejo desde Lisboa

Si estáis en Lisboa y queréis dedicar un día a una excursión fuera de la ciudad, planteaos un viaje por el Alentejo de los que se proponen a continuación.

Billetes y Rutas
desde 90 €
Detalles
Explora 2 de las mejoras regiones vinícolas de Portugal con un paseo de 9h por Alentejo y Setúbal con cata de vinos y salida desde Lisboa. Disfruta de algunos de los vinos y aceites de oliva más delicados de Palmela y Alentejo y disfruta del paisaje.
Clasificación
Categoría Tours en minibus
Lugar Lisboa
desde 95 €
Detalles
Disfrutar de un día completo en Évora, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en un pequeño grupo de viaje desde Lisboa. Ver Geraldo Plaza, Templo de Diana, la Capilla de los Huesos, y la catedral de Évora. Y luego se detiene en una granja de vino…
Clasificación
Categoría Tours en minibus
Lugar Lisboa

Dónde dormir en el Alentejo

La región cubre una tercera parte del territorio de Portugal, y propone localidades costeras y del interior, todo ello en un entorno con un paisaje natural y virgen.

Es una zona que todavía tiene que ser descubierta, y por esta razón sea cual sea el sitio donde os alojéis el precio será siempre barato. Si estáis buscando una estancia para descubrir la cultura y la tradición, lo mejor es reservar en uno de los complejos de casas rurales: estas estructuras tradicionales proponen la fórmula del bed&breakfast ofreciendo un servicio amable y acogedor.

Algunas de estas casas rurales apuntan hacia una estancia de lujo, manteniendo de todas formas precios asequibles.

En la costa, para aquellos que buscan una estancia junto al mar, hay hoteles que aunque tengan instalaciones más antiguas ofrecen tarifas muy convenientes.

En el Alentejo también hay estructuras que forman parte de las Pousadas de Portugal, opciones excelentes para entrar en contacto con la vida más auténtica de esta región.

hotelTodos los alojamientos del Alentejo

Dónde dormir cerca de Alentejo

Estás buscando un Hotel cerca de Alentejo? Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles en los alrededores de Alentejo
Évora

Évora

Colocada encima de una suave colina que se alza sobre la llanura del Alentejo, Évora es una fascinante ciudadela fortificada con muchísimas atracciones.
chevron_rightLeer el artículo
Marvão

Marvão

Situada en lo alto de una colina de laderas escarpadas, la fascinante Marvão es el mejor lugar para disfrutar de una impresionante vista de la llanura del Alentejo.
chevron_rightLeer el artículo
¿Es útil para ti este artículo?

Ttu opinión es muy importante para nosotros, vamos a saber lo que piensa con las estrellas

Valoración media 5 en 2 votos